Entradas

,

Alicante en autocaravana: Todo lo que debes saber

Si te consideras un apasionado de los viajes en autocaravana, Alicante es una de esas provincias en las que podrías perderte durante un mes y disfrutar como un enano con todo lo que la ciudad de Alicante y sus pueblecitos pueden ofrecer.

Aunque suele ser elegida como destino de vacaciones principalmente durante el verano, Alicante goza de un excelente y privilegiado clima durante la mayor parte del año, lo que significa que cualquier momento es bueno para coger tu autocaravana y comenzar a recorrer las distintas rutas turísticas de la provincia.

No obstante, una autocaravana suele ser difícil de estacionar en el interior de los pueblecitos, e incluso de la misma ciudad de Alicante, así que te recomendamos que escojas un lugar a las afueras en el que aparcar tu autocaravana mientras haces algo de turismo.

Después de estar informándome un poco, el mejor aparcamiento para caravanas y autocaravanas es la zona de parking en el Aeropuerto de Alicante, en el que se encuentran distintas empresas especializadas en el estacionamiento y cuidado de este tipo de vehículos.

De entre todas ellas, Royal Parking es la que mejores condiciones ofrece durante la mayor parte del año. Podéis hacer vuestra reserva a través de la web de Royal Parking (y os recomendamos hacerlo siempre con algo de antelación, no vaya a ser que cuando lleguéis esté todo ocupado, sobre todo si es temporada alta).

 

Qué visitar en Alicante

 

Aunque tu ruta turística puede que no empiece por la misma ciudad de Alicante, nosotros empezaremos por ella, ya que consideramos que la capital de la provincia debe tener un lugar privilegiado en esta lista.

Para descubrir los principales lugares más emblemáticos de Alicante, te recomendamos que pasees a pie por la zona de la Explanada, el Puerto y el paseo de la Playa del Postiguet, para después dirigirte al Ayuntamiento de Alicante, y desde allí hacia el Barrio de Santa Cruz y su Ermita. La zona del Teatro Principal y del Mercado Central es el lugar ideal en el que comer o cenar, ya que es el área más animada de Alicante durante la mayor parte del día.

 

Pueblos de Alicante ideales para complementar tu ruta en autocaravana

 

Hay varios pueblecitos en Alicante que resultan muy acogedores si deseas pasar uno o dos días disfrutando de la tranquilidad que ofrece el mar Mediterráneo y el cálido interior de la provincia, de entre los cuales hemos escogido los que a nosotros más nos han gustado para planificar una ruta en autocaravana.

 

Denia

 

Denia es la capital de la comarca de la Marina Alta, ubicada en la parte norte de la costa mediterránea que rodea la provincia de Alicante. Su principal atractivo, más allá del Castillo de Dénia y el museo arqueológico que puedes encontrar en su interior, son las numerosas playas y calas (unas más escondidas que otras) en las que puedes disfrutar de un agradable día tomando el sol y remojándote de vez en cuando para combatir el calor.  

 

Altea

 

Altea es un pueblecito lleno de turismo, tanto extranjero como local, ya que entre los alicantinos es muy popular debido a sus calles llenas de artistas callejeros y puestos artesanales. Es el lugar perfecto para perderse durante un día en su casco antiguo, y podrás aparcar tu autocaravana en el Camper Park San Antonio, que está muy cerquita del pueblo.

 

Monóvar

 

Monóvar es un pueblecito de interior con mucho encanto, lleno de patrimonio cultural, gastronómico y arquitectónico. Aparca tu autocaravana en las afueras y dirígete hacia la Calle Mayor para visitar lugares turísticos como la Plaza de la Iglesia, la Plaza de la Sala (en la que se encuentra el Ayuntamiento de Monóvar) y a Torre del Reloj.

Si tienes algo más de tiempo para visitar Monóvar, te recomendamos echar un vistazo al Barrio de la Palera, las ruinas del Castillo y la Ermita de Santa Bárbara. Y si de verdad no queréis perderos nada, la Casa-Museo Azorín, la Sociedad Cultural Casino de Monóvar, el Exconvento y la Plaza de Cristo.

 

Alicante es una maravillosa provincia en la que disfrutar de pueblecitos tranquilos, tanto de interior como de costa. Si crees que nos hemos dejado algo, ¡no dudes en recomendarnos otras opciones para complementar nuestra ruta en autocaravana en los comentarios!

¡Seguir sumando kilómetros mis viajeros!

,

Apartamentos turísticos en Barcelona: The Urban Suites

¿Qué en Barcelona no te puedes alojar en un hotelazo con cocina, sala de estar y una cama más grande que mi casa? ¡Pues claro que si, guapi! Y no, no te estoy hablando de un hotel de 5 estrellas, en el cual tienes que vender tu riñón y parte del otro para alojarte, no os alarméis. Os voy a hablar de unos apartamentos turísticos situados justo al ladito de la estación de SantsThe Urban Suites .

Solo para que os hagáis una idea, el personal es de lo más majete que me he cruzado nunca. Las chicas de recepción son taaaan agradables, en todo momento nos aconsejaron qué visitar, qué hacer y hasta…¡dónde comer en Barcelona por 1€! ¿Se puede pedir más?

Nada más entrar a la habitación tan apañá que nos dieron mi mente empezó a visualizar las torpocientasmil fotos de postureo que me podía hacer allí… ese ventanal dándole el sol me estaba llamando a gritos!!! Y es que el apartamento turístico es enorme. Tienes una sala de estar con sofá cama, tele, minicadena, dvd… todo lo que te puede hacer falta para hacerte sentir como en el propio salón de tu casa.

¿Y la cocina? Apañadísima del todo. Tienes microondas, horno, cubiertos, encimera, lavavajillas… todo lo que necesites si un día decides que estás muy cansada, después de patearte toda la ciudad arriba y abajo durante todo el día, y lo único que te apetece es un caldito calentito en el apartamento turístico. Y es que, yo siempre que puedo, elijo hoteles con cocina propia. Después de muchos días fuera de casa, hay veces que solo te apetece un platito calentito y a dormir, ¿verdad?

Y la habitación!!!! Esa cama es mucho amor!!! Yo valoro los hoteles por dos factores: el baño, que esté limpio y aseado, y la cama, que sea cómoda, de esas que te acuestas y te atrapan entre sus sábanas. Y esta lo cumplía todo: suave, cómoda, olía a limpio… aish quiero una así para mi casa, no saldría de ella.

¿La ubicación del apartamento turístico? Maravillosa. Estás alejado del centro de Barcelona, del caos y del bullicio, pero si quieres ir andando tardarás unos 40 minutos, nada exagerado, de hecho nosotras fuimos varias veces con el coche de San Fernando. Si lo tuyo no es tanto caminar, justo en la esquina del hotel tienes una parada de metro, y en 5 minutejos estás paseando por la Rambla. Además la estación de Sants está a dos minutos andando, así que olvídate de ir cargada con las maletas por media Barcelona!!!

Me trataron con tanto cariño en este hotel que solo tengo palabras buenas para ellos. Y cuando en un sitio estás tan agusto que no te quieres marchar es señal de que valen la pena recomendarlos. Así que hacerme caso, si vais a visitar Barcelona y buscáis un alojamiento económico, con una decoración genial, cómodo y con cocina, The Urban Suites Barcelona es vuestro hotel ideal. ¿Os animáis a seguirlos en las redes sociales?

Instagram: Instagram The Urban Suites

Twitter: Twitter The Urban Suites

¡Un besazo y a seguir sumando kilómetros mis viajeros!

 

 

,

¿Dónde comer en Barcelona?: Madame Ramen

Yo vengo de un pequeñito pueblo de Alicante y la verdad es que aquí todo sigue igual desde hace años y años. Nos gusta ir a tomar el sol al parque, saludar a los vecinos camino del mercado de los lunes, y sobretodo nos encanta ir al mismo bar de siempre a tomarnos nuestro bocata y nuestras bravas.

Así que cuando Madame Ramen me dijo que si quería pasarme a conocer su local…¡no me lo pensé dos veces! ¡comida mediterrasean! Eso aquí en mi pueblo es como si dijeras que te vas a marte. Tuve que sentar a mi madre en el sofá y explicarle que era eso tan raro, y la verdad es que es una mezcla impresionante de sabores y texturas. Es mezclar la comida asiática con toques mediterraneos, y todo ello acompañado de un genial chico joven (y guapete, que todo hay que decirlo) andaluz, que os va a explicar la carta a las mil maravillas.

Pero oye, que me estoy adelantado. Como os contaba, nos invitaron a conocer su local situado en pleno barrio del El Raval, en Barcelona. Me puse un pelín guapa, que no todos los días te invitan a un local tan cool y para allá que fuimos a buscarlo. Y si, es lo que estáis pensando, está en una calle donde las señoritas ofrecen sus servicios, ¿de dónde si no iba a salir el nombre de Madame Ramen?Pero, ¿sabéis lo mejor de todo? Están orgullosos de estar situados en esa calle, de conservar el ambiente del barrio, y yo que me alegro, basta ya de mentes cerradas, vive y deja vivir. Y si ellos están orgullosos de ser como son, enhorabuena.

Nada más entrar Madame Ramen te impresiona, está todo tan guay decorado. Sillas por las paredes, cacerolas colgadas del techo, cuadros de grandísimas personalidades ligadas al barrio, partes de maniquíes… es como entrar en un mundo totalmente diferente. Y si no fuera poco, tienen cocina abierta, puedes acercarte a los chefs y preguntarles cómo están cocinando sus productos, todo muy asiático.

Pero vamos, que allí fuimos a comer, que es de las cosas que más me gusta en este mundo mundial (además de dormir y viajar), así que nos sentamos (mi madre con la boca abierta todo el rato) y nos explicaron la carta. Algunos ya sabéis que soy alérgica a ciertos alimentos, entre ellos al huevo y algunos cereales, así que en todo momento se mostraron súper concienciados con ese tema y me hicieron hasta un ramen con fideos de arroz especiales para mi!!! Me sentí tan bien en ese momento. Os puede parecer una tontería pero para mi no es fácil ir a un restaurante y sentirme totalmente segura, y Madame Ramen lo consiguió, así que mil gracias de verdad.

El primer plato que nos sirvieron fue una copa de Ceviche thai, atún rojo, leche de coco, lima y curry verde. ¡Te lo podías comer con los ojos! Y además yo soy una fan absoluta del atún rojo crudo así que imaginaos mi cara de placer cuando me lo puse en la boca y se derretía en la lengua… ¡eso era cosa de otro mundo! Opinión de mi madre: ¡Yo solo con esto ya como, qué bueno está! Y si lo dice una madre, va a misa.

Pero como no nos querían con el estómago vacío nos trajeron otra de mis debilidades: Hummus de edamame con hinojo. Adoro el hummus, pero este además traía unos palitos de zanahoria y de puerro que hacían que comerte este plato fuera de lo más divertido. La textura era de 10 y me encantó el contraste suave del hummus con el crujiente de la zanahoria…¡para repetir!

Aún estaba recuperándome de la explosión de sabores cuando llegó nuestro siguiente plato: Poke de salmón con arroz sushi, shitake, wakame, aguacate, huevas, mahonesa de kimchi, cebolla crujiente y alga nori. ¡Casi na! Menudo festín en un solo plato. El arroz estaba suave y me encantó la combinación del alga con la cebolla crujiente. Eso si, de ese plato podía comer media Barcelona….¡era enorme! Y ¿qué me decís de la bonita presentación? Pero si da pena comérselo… eso si la pena me duró dos segundos, estaba tan bueno este plato que no podía dejar de comerlo!!!

Y ya, cuando pensaba que iba a reventar de comida mediterrasean llego el plato fuerte, la estrella de la casa: el Ramen. Pedimos el thai con leche de coco, caldo de carne, marisco, curry y cítricos. Además los fideos fueron de arroz (mil gracias por el detalle). Y esto si que es para ponerle un monumento en el Raval y  no el Gato de Botero ( que también mola, pero esto mola más). ¡Qué bueno estaba! Esas gambitas y esos mejillones junto a los fideos y ese caldito con ese sabor entre oriental y europeo… ¡se me hace la boca agua al recordarlo! Mi madre la pobre no podía dejar de comer, tenía el estómago lleno pero estaba taaaaan bueno. Si tenéis intención de ir, este plato no puede faltar en vuestra lista. De 10

Y yo, no tenía intención de pedir postre, os lo juro. Pero me chantajearon con un helado de taro con yogur y granola. Aish como estaba eso. Tenía una textura diferente al helado convencional y era de un color morado muy divertido. Aquí no tuve escrúpulos de mi madre y me lo comí yo casi todo… ¡me encantó! Fue un final apoteósico.

Y después de esta experiencia no solo culinaria, sino también cultural, solo me queda súper recomendaros Madame Ramen. No dejéis de visitarlos si vivís en Barcelona o vais a pasar unos días por allí, es algo totalmente diferente a lo que vais a poder probar en cualquier otro restaurante. ¿Los precios? Nada caros. Cada plato ronda los 6-9 € un precio súper económico para la gran calidad (y originalidad) de los platos que vais a poder degustar.

Mil gracias Madame Ramen por haber hecho que me sienta como en casa, ojalá se reconozca a la gente joven que emprende negocios tan especiales como este.

¡A seguir sumando kilómetros mis viajeros!

¿Qué ver en Lucainena de las Torres?: Pueblito bonito almeriense

Una vez me regalaron un gato.

No tiene nada de especial en principio, ¿verdad? Pues os equivocáis, fue raro pero raro, raro. Os pongo en situación. Corría el año 2015 y por aquel entonces ya me encantaba visitar pueblitos bonitos perdidos por el mundo. Cogí un mapa de la provincia de Almería y enseguida me llamó la atención un pueblecito con un nombre un tanto extraño: Lucainena de las Torres (tardé varios días en enseñarme el nombre). Y pensé, ese pueblo con ese nombre tan guay tiene escrito mi nombre en grande, y para allá que me fui.

Mirad, para empezar está allí perdido donde cristo perdió el gorro, tal cual. Nos llevó unas cuantas curvas y unos cuantos para que me mareo (soy propensa a marearme en cuanto subo al coche, y aún así me encanta hacer road trips, llamadme masoca) pero al fin, llegamos al pueblito. Y la gran pregunta fue: ¿dónde aparcamos? No nos dio tiempo a pensar mucho ya que sin quererlo estábamos ya en la Plaza Mayor del pueblo, y oye muy bonita…. tenía hasta una cabina de teléfonos!!!! Si, si de esas en las que llamaba yo a mi madre para decirle que llegaba tarde a casa (cosa que pasaba finde si y finde también). Pues como buena postureante pensé ahí me tengo que hacer yo una foto.

 

Bajo del coche y me veo a un grupito adorable de abueletes almerienses y ingenua de mi les pregunto:

Disculpen, ¿aquí se puede aparcar?

A lo que los adorables abuelitos empezaron a descojonarse, y justo cuando se les empezaban a saltar las lágrimas de los ojos me miraron extrañada y me preguntaron:

¿Te has perdido cariño? 

No, vengo a ver el pueblo

¡Manoloooo que tenemos una turista! ¡Bienvenida al pueblo bonica! ¡Puedes aparcar donde quieras!

Os juro que creía que iban a sacar la banda de música del pueblo (americanooooos). Ya me veía yo, bailando al son de la charanga y comiendo croquetas caseras del bar del pueblo. Pero bueno volvamos a lo que estábamos. Al comprobar que de verdad no me había perdido me indicaron una ruta para hacer por el pueblecito para que no me perdiera nada de nada. Les di las gracias, me colgué la cámara y empecé mi ruta.

A los cinco minutos de ir caminando, noté que alguien me seguía. Me giré muuuuy despacito, que jope e leído muchas novelas negras y tengo una imaginación muy vivaz. ¡Y ahí estaban! Los abuelitos saludándome…

-Vas bien nena, sigue todo recto y gira a la derecha y te encontraras con la iglesia. Saluda al padre de nuestra parte y dile que has venido a ver el pueblo.

¡Solo les faltaba ponerme la alfombra roja! Pero bueno a todo esto no os he contado nada del pueblo. Es precioso: callecitas blancas, geranios de colores, vistas geniales de todo el valle… Pero lo mejor de todo son unos enormes hornos de fundición que se conservan tal y como estaban en la época y es un placer visitarlos, algo totalmente diferente que no había visto nunca.

Y tal como me dijeron, la iglesia de la Virgen de Montesión era una pequeñita maravilla y por si eso fuera poco, las vistas que tiene desde su placita son para sentarse un ratito y contemplar tranquilamente el paisaje. Y justo ahí me crucé con el primer gatito. Se me sentó al lado y se acurrucó a mi lado para que lo acariciara. Pero lo que yo no sabía es que tenía más compañía… más tarde me enteraría de que los abuelitos estaban observándome como yo acariciaba ese gatito, y a los amables señores se les ocurrió una idea.

Pues ya habían pasado un par de horitas, me había hecho unas cuantas fotos de postureo en esas callecitas andaluzas blancas y decidí que ya era hora de volver. Tomé el camino hacia la Plaza Mayor, que era donde tenía el coche, y al llegar se me acercaron mis ya coleguis de toda la vida y como si fuera lo más normal del mundo me dijeron:

Toma bonica, como hemos visto que te gustan mucho los gatos, te queremos regalar uno para que te acuerdes siempre de nosotros. 

Me pusieron un gataco en mis brazos, ellos sonreían y yo no sabía que cara poner. Si, me encantan los gatos (y todos los animales en general), pero yo no me podía llegar a ese gato!!! Y encima me miraba con cara de pena como pensando qué está pasando aquí…

Pues ahí estaba yo, perdida en un pueblecito pequeñito, con un gato en los brazos y cinco abuelitos mirándome de lo más contentos. ¿Cómo les iba a rechazar yo a ese gato?

Casi llorando les dije que no podía quedármelo pero que le podían poner mi nombre para así acordarse de mi cuando lo vieran. ¡Menos mal que aceptaron! ¡Qué ya me veía yo el enfado de mi madre cuando entrara con un gato a casa!

Así que amigos míos, si buscáis un pueblo donde os acepten como uno más, donde os hagan sentir como en casa, donde encuentres pequeños tesoros escondidos que poca gente conoce… Lucainena de las Torres es vuestro pueblito bonito. Además, está declarado uno de los pueblos más bonitos de España, así que merece la pena una visita, ¿verdad?

Ah y no os olvidéis de algo muy importante… ¡saludar a el gato Noelia de mi parte! Creo que aún tiene pesadillas conmigo…

¡A seguir sumando kilómetros mis viajeros!

,

Estudios Bolonia

Durante un par de días tuve de vecinos a dos caballos encantadores. Era levantarme, salir al jardín, y allí estaban, esperándome moviendo el rabo (yo, sigo pensando que lo hacían porque estaban contentos, como mi Charli). Y pese al enorme viento que nos hizo esos días, merecía la pena despertar así.

Los Estudios Bolonia se encuentran en el paraíso. Una playa de aguas cristalinas, junto a una duna de arena blanca finísima. Cuentan que en verano se masifica de turistas, pero para estas épocas fue todo un placer poder tener la playa para mi sola. Fue como si fuera mi playa privada, solo me faltaba el mojito en la mano y un mayordomo abanicándome ( que el pobre amorcillo no da para tanto).

Desde el primer momento que pisas los estudios no te quieres marchar. Olían a flores frescas, y es que la dueña tuvo el enorme detalle de recogernos unas flores y ponerlas en un jarrocito para que todo oliera a las mil maravillas, y además no   les falta detalle: cocina completa, baño, habitación con una cama enorme, sala de estar… ¡hasta teníamos WIFI, que oye, una puede estar en el paraíso, pero tiene que documentarlo mediante las fotos de postureo en Instagram!

Y si lo que quieres es disfrutar del solecito andaluz sin que nadie te moleste, tienes un perfecto jardín donde ponerte como las gambas de Dénia de tanto vuelta y vuelta. El amorcillo que no es mucho de tomar el sol (ya es moreno de naturaleza, le odio un poquito por ese sutil detalle), se sentó en la terraza del estudio a tomarse una cerveza y reírse un rato de mi al ver mi piel quemarse por momentos.

Yo me sentí tan como en casa que empecé a hacer planes para volver en verano y poder disfrutar de toda la costa en condiciones: clases de surf y windsurf, visitar las ruinas de Baelo Claudia, ir de fiestuki a los locales tan cools que hay en Tarifa, hincharme a comer pescaíto frito y tortitas de camarones… ¿Alguien que me quiera acompañar?

De verdad, que si visitáis las tierras gaditanas y queréis un alojamiento muy tranquilo a orillas de una playa paradisíaca, Estudios Bolonia es vuestra elección ideal. ¡Y no sabéis lo majetes que son sus dueños! ¡Hay selfie que lo atestigua! Y si vais, no os olvidéis de saludar de mi parte a mis dos amables vecinos, ¡fue todo un placer conocerlos!

¡Seguid sumando kilómetros mis viajeros!

Reservas: https://www.homeaway.es/p1541

http://www.andaluciasur.com/alojamientos/cadiz/tarifa/07_apartamento/

https://www.airbnb.es/rooms/2481369

 

Carrión de los Condes por David Sánchez Miguel

Tras un largo tiempo sin escribir, volvemos con una entrada muy especial, por tratarse de mi pueblo, el lugar donde nací, crecí y viví durante mis primeros 18 años.

Esta entrada surge de la idea de la bloguera condostaconesblogdeviajes.es, a quien agradezco la buena iniciativa de hablar sobre los pueblos.

Carrión de los Condes es un pueblo situado en Tierra de Campos, en la provincia de Palencia. Tiene unos 2200 habitantes y es conocido por su gran número de monumentos históricos, todos ellos en muy buen estado de conservación, de los cuales tres han sido declarados Bien de Interés Cultural: el Monasterio de San Zoilo, la  Iglesia de Santa María y la  Iglesia de Santiago.

También se celebran numerosas festividades de gran importancia en la región, como el Corpus Christi, las fiestas patronales de San Zoilo y la Semana Santa, de las cuales hablaremos más tarde.

  • CÓMO LLEGAR A CARRIÓN DE LOS CONDES

Al estar en el centro de la provincia de Palencia, las formas de ir a Carrión son numerosas.

En coche

Carrión se ha convertido con los años en un punto de unión importante entre municipios de la provincia así como de nexo entre diferentes provincias.

Primeramente, la autovía A-231 Camino de Santiago bordea la localidad y une Burgos con León. En Carrión se puede conectar con la capital de la provincia, al igual que con la N-120, que es la carretera nacional que siguen los peregrinos como referencia hacia Santiago. La otra ruta que utilizan los peregrinos es siguiendo la P-980 desde el bonito pueblo de Frómista pasando por Villalcázar de Sirga.

Para llegar a los Picos de Europa también es necesario pasar por Carrión a través de la CL-615, que comunica Palencia con Riaño, el enlace con la parte palentina de la Cordillera Cantábrica.

El Naranjo de Bulnes, uno de las montañas más grandes de los Picos de Europa.

En autobús

Existen dos formas de llegar al pueblo en autobús. El Ayuntamiento de Carrión de los Condes ha elaborado una sección dentro de su página web muy informativa, con todos los datos necesarios sobre los horarios de los autobuses, disponible en carriondeloscondes.org/conoce-carrion/autobuses .

Por un lado, la empresa ALSA hace su parada en Carrión en la ruta Burgos – León. También hace su paso por Carrión el autobús de la ruta Santander – Palencia, haciendo trasbordo en Osorno. Para más información alsa.es

Por otro lado, la empresa AUTOBUSES AJA ofrece un servicio para llegar a Carrión desde Palencia, así como para seguir hacia el norte a pueblos como Saldaña y Guardo.

  • DÓNDE ALOJARSE

Hotel Real Monasterio San Zoilo

Un hotel encantador situado al final del puente que pasa por encima del Río Carrión. El hotel se encuentra dentro del antiguo Monasterio de San Zoilo, uno de los elementos que le concede un encanto especial. Dispone de habitaciones para todo tipo de bolsillos todas ellas con un ambiente rústico que te hace conectar con la zona.

El hotel dispone de parking gratuito para coches y bicicletas, así como de restaurante, cafetería y gimnasio.

Categoría: Hotel 4****
Precio noche: A partir de 70 euros

Hostal La Corte

Es un alojamiento  céntrico y económico. Situado enfrente de la Iglesia de Santa María, es muy frecuentado por peregrinos, por el gran servicio y su buena localización. Dispone de numerosas habitaciones, al igual que un buen restaurante donde comer productos típicos de la región a muy buen precio. Este restaurante tiene ofertas de desayunos y de menús los fines de semana. Cerrado de noviembre a abril.

Categoría: Hostal 2**
Precio noche: A partir de 45 euros

Casas Rurales Las Postas del Perionda

Estas casas están situadas en el pueblo de Calzada de los Molinos, a 4 km de Carrión siguiendo la N-120 dirección León.

Unos apartamentos muy acogedores, decorados con un gusto muy exquisito y personal por parte de su dueña. Disponen de dos apartamentos, Casa Roja y Casa Azul, para hasta 5 y 6 personas respectivamente. Ambos disponen de dos habitaciones, cocina, salón-comedor con chimenea, dos baños completos y un patio privado donde poder disfrutar de una barbacoa, disponible también en cada una de ellas.

Categoría: Apartamentos rurales 2**
Precio noche: A partir de 120 euros el apartamento entero

  • CENTRO DEL CAMINO DE SANTIAGO FRANCÉS

Carrión se encuentra justo en el punto medio del Camino de Santiago Francés, el cual une Saint Jean de Pied de Port y Santiago de Compostela. Este camino Francés es el más transitado por los peregrinos durante el año y es el enlace entre las etapas 15 (Boadilla del Camino – Carrión de los Condes) y 16 (Carrión de los Condes – Terradillos de los Templarios).

El Camino de Santiago Francés fue nombrado en 1993 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así como Itinerario Cultural Europeo por parte del Consejo de Europa.

Por este motivo, el camino permite unir el pueblo con otras ciudades próximas muy importantes en estos términos como son Frómista y Sahagún.

  • MIS 6 RINCONES 

Podría enumerar muchos rincones de mi pueblo, pero para no hacer esta entrada eterna podría decir que, aunque me ha costado elegir, estos 6 lugares serían mis preferidos. En este mapa de elaboración propia se pueden ver los 6 rincones:

Claustro del Monasterio de San Zoilo

El Monasterio de San Zoilo está situado al final del pueblo, como ya se ha mencionado en la parte del hotel.

Declarado Bien de Interés Cultural en el año 2000, el claustro del monasterio es el lugar más frecuentado por su belleza y buena conservación. De estilo plateresco, fue construido entre mediados del siglo XVI y XVII. La planta baja consta de más de 200 medallones que van narrando historias de la Biblia, que se enlazan con las preciosas bóvedas que sostienen el peso de la planta primera.

Os dejo una bonita imagen del interior del patio del claustro por la noche.

 

Río Carrión

El mejor lugar para descansar y desconectar es el Río Carrión, que hace su paso por la ciudad a la que le dio el nombre. Un lugar para disfrutar de  la naturaleza del pueblo que se adentra en el río.

La foto de portada de la entrada es del Rio Carrión con la Iglesia de Belén al fondo, en la bajada del río hacia el pueblo.

Durante los años la zona del Río Carrión ha evolucionado mucho y en el Parque ‘El Plantío’ podemos disfrutar del río como en ningún otro lugar, ya que aquí se han habilitado unas mesas para poder comer, así como zonas de recreo para todas las edades.

Muy cerca de este parque también se encuentra la zona deportiva, junto con otros bonitos lugares como la Calzada de Piedra.

Iglesia de Santa María

La iglesia más antigua de Carrión de los Condes es la iglesia de Santa María del Camino. De estilo románico, esta iglesia se construyó en el siglo XII y destaca por su Pórtico Sur, con una galería porticada que da acceso al interior. Un interior muy austero pero muy especial.

Plaza Mayor

El centro de Carrión de los Condes es el lugar que alberga el Ayuntamiento y es el centro del pueblo. Es un buen lugar para tomar un café o una cerveza en los numerosos bares que hay alrededor y así descansar y disfrutar de la reciente reforma de la plaza.

Iglesia de San Andrés

Aunque no sale en muchos libros o en información sobre el pueblo, la iglesia de San Andrés es un edificio impresionante. Conocida como la ‘Catedral de Carrión’, este monumento es uno de los más antiguos del pueblo, de finales del siglo XVI.

El interior de la iglesia es espectacular por su elevada altura, así como por su buena conservación.

Mirador de Belén

Detrás de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, una pequeña iglesia situada en un alto mirando hacia el río, se encuentra otro lugar de descanso en el pueblo. Este mirador de Belén fue reformado hace muy pocos años y su orientación hacia el oeste hace que se puedan disfrutar de unas puestas de sol sobre el Rio Carrión maravillosas. Un lugar muy recomendable para acudir con unas cervezas y disfrutar del momento.

  • HORA DE COMER

Y aquí van mis sitios preferidos para comer y beber en Carrión, que también se pueden ver en el mapa:

 

Restaurante Las Vigas

San Zoilo sale una tercera vez en esta entrada, y es que el restaurante situado a la entrada del hotel es de gran calidad. Uno de mis lugares favoritos para ocasiones especiales. Y el restaurante no es solo encantador por la comida sino por la decoración de la sala y la buena atención de su personal. Información disponible en tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d998429-Reviews-Restaurante_Las_Vigas-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Morcilla con manzana | Presa de ibérico | Zoilillos rellenos de crema

Restaurante Abel

Recomendaciones: Arroces | Croquetas caseras | Huevos rotos con chorizo

Bar Chanffix

El mejor lugar para tomar una cerveza en el centro del pueblo y comer unas raciones en su terraza. Siempre está lleno de gente y es un lugar muy frecuentado para tomar el vermut el fin de semana. El local es pequeño y es difícil encontrar sitio para cenar, pero merece la pena probar. Cerrado los lunes. Información disponible en www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d4155863-Reviews-Bar_Chanffix-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Ración de calamares | Revuelto de morcilla | Surtido de postres

Carta de la Tierra

Un sitio muy reciente y que está empezando a despegar. Situado en el centro del pueblo, disponen de un menú diario por 11 euros de comida casera muy rica. Disponen también de productos ecológicos a la venta. Información disponible en www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d12419753-Reviews-Carta_de_la_tierra-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Menú diario

Pizzería Onecha

Un bar que ha evolucionado mucho y es que su nuevo dueño lo ha convertido en una pizzería y hamburguesería. Dispone de una amplia variedad de pizzas y de platos típicos de la zona. Cerrado los martes. Para más información y reservas www.facebook.com/Bar-Pizzeria-La-Taberna-143426629533027/

Recomendaciones: Pizza de la Casa | Calzonissima

Bar Inés

La mejor opción para acabar el día. Los dueños del bar, Felipe y Gloria, ofrecen una gran variedad de ricos batidos y smoothies, así como de cocktails muy bien elaborados. Un lugar que no puedes dejar escapar. Cerrado los martes.

Recomendaciones: Batidos | Smoothies | Gintonic

  • EVENTOS IMPORTANTES

Fiestas de San Zoilo (agosto)

Un evento muy importante para el pueblo, 5 días de auténtica fiesta y actividades que, aunque no seas carrionés, te hacen sentir uno más y disfrutar de unas auténticas fiestas de pueblo.

Se celebran el tercer fin de semana de agosto, a pesar de que el Día de San Zoilo, patrón del pueblo, sea el 27 de junio, se retrasa al  lunes posterior al tercer fin de semana del mes.

Las fiestas comienzan con el chupinazo y el pregón desde la Plaza Mayor, donde todas las peñas se juntan para celebrar el momento. El viernes y el sábado son los días más cargados de eventos y Carrión recibe  gente de muchos otros pueblos y ciudades, por lo que el pueblo se llena de gente.

Sin lugar a duda, el día más importante para los carrioneses es el Lunes, día de San Zoilo, ya que se celebra la famosa procesión por parte de los Quintos desde Santa María hasta la Iglesia de San Julián, donde se congrega todo el pueblo para cantar el himno. Este es sin duda un gran momento.

Corpus Christi (junio)

La consideraría como la fiesta más importante del año para el pueblo. Suele celebrarse en el mes de junio y todos los carrioneses se unen para la elaboración de las alfombras florales desde las 05.30 de la mañana, distribuyendo el diseño por calles y zonas. Unas alfombras que se han hecho famosas más allá de la región y se han llegado a exponer en otros lugares en España y en Italia.

Es una fiesta muy importante en la provincia y el pueblo de Carrión acoge este día a muchos visitantes que no se lo quieren perder.

Jornadas Gastronómicas (todo el año)

Es algo novedoso ya que la idea surgió hace apenas un año. Es un buen motivo para visitar el pueblo, ya que durante un fin de semana cada trimestre, y aprovechando la celebración de alguna feria, la mayoría de los establecimientos hosteleros en colaboración con el Ayuntamiento que se ocupa de la promoción organizan unas jornadas gastronómicas en las que los bares  elaboran una serie de deliciosos pinchos y tapas, según el tema elegido para las jornadas.

 

Termino con esta bonita vista desde el aire.

¡Un saludo viajeros!

David Sánchez Miguel

Pedraza

Corría el año 2009 y yo, a mis 20 añitos, me enfrentaba a uno de los mayores retos de toda la humanidad: guiar por primera vez a un grupo. Bueno seguro que ahora estáis pensando que no es para tanto, pues si, para mi lo era. Yo, tan yogurina, tan inexperta, con las piernecitas temblando, una carpeta bajo el brazo para parecer profesional y unas extensiones horribles (¿ de verdad me veía mona así?), me puse delante de un grupo y les dije: Pues eso, que voy a ser vuestra guía. Ya os podéis imaginar la cara que puso el grupo. Una abuela me dio hasta un bocata, me vio cara de nieta.

Una vez pasado el shock inicial, pusimos camino de Segovia. Cada vez que recuerdo aquel primer viaje me entra vergüenza ajena, pobre grupo. La voz me temblaba, el chófer era murciano cerrao y yo no lo entendía, y nunca en la vida había estado en Castilla y León, imagínense la situación.  Pero de pronto, llegamos a un pequeño pueblecito y mi suerte cambió. Pedraza, tan bonito, tan rural, tan tranquilo, taaaaaan todo, que me enamoré de él nada más poner el pie en el suelo. Fue mi primer gran amor viajero, fue dónde descubrí que mi pasión era visitar pequeños pueblitos bonitos. Pero estaba tan nerviosa que no pude disfrutarlo como yo hubiese querido, así que durante muchos años, Pedraza ha sido mi espinita clavada en mi cuaderno viajero.

Y ahora ya, a mi vejez ( que 8 años no es tontería, ¿eh?) decidí que era hora de volver. Cogí mi súper Nikon, me puse mona para la ocasión (no todos los días te reencuentras con un viejo amor) y hacia Pedraza que nos fuimos. Y si, es tal y como lo recordaba, bonico del todo.

Si vais en coche no tendréis ningún problema, repartidos por todo el pueblecito hay varios parkings donde poder dejar el coche y empezar a callejear. Nos da la bienvenida una antigua puerta de la muralla, conocida como la Puerta de la Villa. Es traspasar este arco y sentirte como en la Edad Media. De ella parten varias callecitas, escoger la que más os guste, todas  merecen la pena: casas llenas de tiestos con flores, viejas puertas, vid colgando de los muros… Pero si además queréis empaparos con algo de historia, justo al ladito de la puerta se encuentra la antigua cárcel, donde se pueden visitar las diferentes salas y aprender un poquitín sobre la historia local (precio 3€).

Pero el verdadero encanto de Pedraza reside en sus calles, oye y no lo digo yo. Sus vecinos han visto rodajes como Águila Roja, Toledo, e incluso aquel famoso anuncio de la lotería de navidad, donde Rafael entonaba el Na, na na na na naaaaa (sabes que lo has leído cantando). Así que, viajero mío, va siendo hora de que saques tu cámara a relucir y te saques unas cuantas fotos de postureo, ¡de esas que tanto nos gustan! ¡Qué no todos los días estamos paseando por las calles donde gravó el mismísimo Rafael!

Y uno de los puntos más fuertes que tiene Pedraza es su Plaza Mayor. Y aquí estoy indignada. Señor Alcalde o Alcaldesa de Pedraza, llevaba yo esperando volver a su municipio 8 añacos, y cuando llego a la plaza que recordaba con tanto cariño, ¿con qué me encuentro? ¡Con la plaza de toros medio a montar! ¡No pude hacerme la foto en esa plaza taaan bonica! Mira, casi me faltó llorar. Pensaréis que soy una peliculera, y si, pero vamos que a mi estas cosas me afectan mucho y casi no duermo yo luego por la noche. Pero que lo sepáis, Pedraza tiene una de las plazas mayores más bonicas que e visto en mi vida. Queda dicho.

Así que algo cabizbaja, seguí mi camino hacia el Castillo. Tengo que reconocer que se me pasó a los dos minutos cuando vi una casa hiper mega mona llena de florecitas como a mi me gusta, y le hice unas cuántas fotos. Si, a veces soy así de simple. Pues eso, que llegamos al Castillo y la vista es genial. Allí tan imponente, se alza la fortaleza de origen árabe. Se conserva muy muy bien y paseando por su interior te puedes llegar a sentir como la dueña y señora de Pedraza, que a mi eso de venirme arriba me lleva poco tiempo. Por si os interesa visitarlo la entrada son 6€ y abre de miércoles a domingo.

Hay algo muy curioso que siempre he querido ver de este encantador pueblo y es la famosa Noche de las Velas. Durante los dos primeros sábados de Julio, el pueblecito se llena con casi 40.000 velas repartidas por todas sus calles. Además se realizar actividades culturales y conciertos durante estos días…¿algún alma caritativa segoviana me quiere adoptar para julio? ¡Cruzo los dedos para poder ir al año que viene!

Y como no…¡no os podéis ir de Pedraza sin comer un buen cochinillo! Qué estamos en la provincia del buen yantar, y para los amantes de la carne es toda una delicia. Pero os voy a confesar algo, eso si, que no salga de aquí y se enteren los segovianos… no me gusta eso de que me sirvan el pobre cochinillo enterito… me da una penita verlo ahí. Eso si, ¡huele que alimenta!

Tenía tantas, tantas ganas de volver a mi primer pueblito bonito que la mañana se me pasó en un abrir y cerrar de ojos. Para mi, Pedraza siempre tendrá un huequito especial en mi corazón.

¡Seguid sumando kilómetros mis viajeros!

La antiblogger

¿Sabéis de esas influencers (llámense de viajes, moda, estilo de vida fit…) que siempre salen hiper mega monas en las fotos? Pues bien, dadle la vuelta a todo eso y me tendréis a mi. Así tal cual, influencer de pueblo.

Que a mi me dan envidia sana, y lo reconozco. Pero siempre me pregunto: ¿Son de este planeta o las han traído una serie de marcianitos con la malvada idea de conquistar nuestro mundo a base de melenazas surferas y dientes blanquísimos? Pensadlo bien, igual el día que menos lo esperemos…zasca!!! Darán el golpe maestro a nuestro influenciable mundo.

¿Qué no? Mirad la primera prueba está en su pelazo. Cualquier blogger mortal de este mundo no tiene esa melenaza. Se levantan de dormir, melenaza; se van a dar un paseo por el parque mas cool del mundo, melenaza; ojo, se van a la playa y… ¡¡¡melenaza!!! ¿Cómo es posible si yo voy a la playa y a los dos segundos tengo el pelo tan a lo rey de la selva que hasta me envían whatsapps los del musical para ser parte del elenco (y ahorrarse así las pelucas). ¿Por qué yo me levanto con unos pelos nivel loca de los gatos y ellas parece que se vayan a casar? ¿Qué mundo injusto y cruel es este?

Pero no, la cosa no acaba ahí, en todos estos meses de influencer de pueblo, me he percatado de otra señal extraterrestre: solo comen fruta y ensaladas. Y no solo eso, se parten de risa mientras comen esas cosas insulsas e insípidas. Que si, no nos engañemos, que mucha vida fit y demás, pero cuando nos plantan una buena paella (valenciana por cierto), un buen cocido, o una buena hamburguesa XXL, ¡se nos hace la boca agua! En cambio ellas, míralas, divirtiéndose al máximo con su ensalada de brotes verdes de lechuga con semillas de chía y quinoa…¡puaj! ¿Habéis probado la quinoa? No lo hagáis, ya me lo agradeceréis. Pues si, las super influencers de hoy en día, se divierten comiendo lechuga. Extraterrestres.

Y tengo la teoría de que estas influencers de otro planeta tienen todo el dinero del mundo disponible a su alcance. Que si me hago una foto en una playa paradisíaca de una isla desierta privada en pleno Mar Caribe;  Que si me alojo en un hotelazo de 8 estrellas ( lo de 5 estrellas es para cutrecillos); Que si os muestro lo guays que son las sábanas de cuatro hilos de oveja virgen enrrollándome en ellas y haciendo que me acabo de despertar…. Pues yo me alojo en hostales, para sacar una foto de un monumento sin nadie alrededor me puedo tirar como tres horas esperando el momento oportuno, y me llevo la mochila con un bocata, que así me ahorro un dinerillo oye.

Y ya para que hablar de esos cuerpazos que tienen. Piernas kilométricas, ojazos grandes, sonrisa perfecta y blanca… y sin una sola estría o celulitis en tooodo su cuerpo. Y claro, luego la influencer de pueblo, se pone a hacerse fotos en sitios muy cools como Albacete o Ávila y pues no, el resultado no es el mismo. Siempre me sobra alguna lorza, o me ha salido un grano justo en la punta de la nariz, o me ha salido una nueva estría que hace una semana no estaba ahí… ¡A este paso los seguidores los consigo con cuentagotas!

¿Pero sabéis que? Cuando ya creía que si no eres una mujer 10 no puedes inspirar a nadie se cruzó en mi camino LuciaBe, ella, tan de pueblo, tan mona y tan ámate a ti misma. Gracias a ella me di cuenta de que somos todas muy bonicas, que mas da si tu talla es una 34 o una 44, que más da si tu culete no está tieso, qué más da si sales mal (pero mal) en todas las fotos. Todo eso qué más da, somos mujeres de verdad. Somos viajeras a las que no les importa salir mal en la foto, lo que nos importa es contar la realidad de los viajes, contar la realidad del día a día de una mujer. Porque si, comemos ensalada, pero también, hamburguesas, pizzas y perritos; tenemos días de pelufos, pero también días en los que te plantas un lazo y te sientes bonita. Y nuestras fotos muestran eso, la realidad. Y sea cual sea nuestra realidad, es la más bonita de todas.

Así que antibloggers mundanas del mundo… ¡seguid sumando kilómetros! ¡Y a posturearlos en Instagram!

, ,

Road trip: las fiestas de pueblo

Pues si, que vivan las fiestas de pueblo.

¿Me vais a negar que no os mola cantidad bailar en la verbena de vuestro pueblo? Aunque durante el resto del año seamos los más cosmopolitas del mundo, es llegar agosto, irnos a casa de la abuela y nos trasformamos en una versión 1.1 de nosotros mismos (eso del 2.0 lo dejamos para la city).

Y os estaréis preguntando que hace un post como este en un blog como este. Pues bien, yo, como buena chica viajera, tengo creada una ruta de fiestas la cual me obliga a hacer más kilómetros con mi cochecito que un road trip por la ruta 66. Empezamos flojito en junio (no vaya a ser que nos perdamos alguna), ya en julio vamos calentando motores, y sin darte cuenta llega el plato fuerte: agosto, ahí ya, el cuerpo está tan cansado de bailar la canción de Despacito, que te aparece hasta en tus peores pesadillas. Y diréis, bueno ahí termina todo, ¡pues no! En septiembre vienen las súper fiestas de mi pueblito bonito y ahí si, es cuando te dejas la piel. Te pones la camiseta de tu peña (solo hay una para todos los días, así que al final de las fiestas, la camiseta anda sola), te preparas tu colección de gafas de sol (hay que aguantar como una campeona las mañanas con la charanga), y lo más importante de todo, te pones bien mona para las verbenas de la noche, que competimos por ver quien lleva el mejor modelito de las fiestas.

Y estas noches en las verbenas son las que luego recuerdas el resto del año enfrente del ordenador de la oficina. Y es que, lo mismo te da si bailas un pasodoble o una de perreo (bueno, eso serán las jovenzuelas de hoy en día, que a mi eso de mover el culo pa’ rriba y pa’bajo como que no se me da bien). La cuestión es darlo todo hasta que el sol te de los buenos días. ¿Y luego a dormir? Noooooo, por Dios, la gente de pueblo estamos hecha de otra pasta. Después del perreo intenso , nos tomamos unos churros con chocolate (o un kebab, eso depende del estómago de cada uno), y nos vamos junto con la charanga (benditas charangas, ¡monumento nacional ya!) a ver a quién pilla la vaquilla esa mañana. No se, llamadnos bestias, pero aquí en mi pueblo, día que no pilla a nadie, día que la gente se va a aburrida a casa… somos así, que vamos a hacerle.

¡Y la cosa no acaba ahí! Corre a tu casa, dúchate, y como buen valenciano vete al parque del pueblo a comerte la paella gigante. Yo he llegado a ver, a una mujer con una olla (de esas gigantes del puchero), ¡para que se la llenaran de arroz y así comer toda la semana! Y de esto me acuerdo a la perfección, doy fe que solo tenía una mínima resaca. Y ahora si, es justo cuando el cuerpo te pide un poco de descanso, que a los de pueblo eso de la siesta nos va muchísimo. Así que te vas a casa y al fin, te espera tu soñada cama.

¡Ey, pero no te confíes! Que en mi tierra nos van los petardos más que un niño a una piruleta. En cuanto más agustito estás, aparecen unos niños del mismísimo diablo… ¡¡¡¡¡¡y se ponen a tirar petardos en tu ventana!!!!!!! Así que ya piensas, bueno pa’que voy a dormir, te levantas, te plantas tu camiseta de la peña y te vas al bar a tomarte la primera de la noche. Y de nuevo, vuelta a empezar.

Pues si, viajeros, este es mi road trip de todos los veranos, me conozco la zona de mi alrededor al dedillo. Y en el fondo sabéis que tengo razón, sabéis que no deseáis que llegue verano para iros a una playa desértica del Mar Caribe… ¡si no para bailar Despacito hasta que te duelan los pies!

¡Seguid sumando kilómetros mis viajeros, bien sea a la China, a Canadá o a las fiestas del pueblo de al lado!

¡Qué vivan los pueblos y su gente bonita!