Entradas

Feliz Navidad Viajera

Hoy me voy a poner ñoña, no esperéis un post sobre algún pueblito bonito o como viajar más barato. Estoy aquí en el sofá escuchando a los niños de San Idelfonso cantar miiiiiill euroooos y me ha entrado la vena navideña.

Si, para mi la navidad empieza hoy, cuando pongo la tele a tope de volumen y espero que digan mi número con toda el ansia del mundo. Luego,como todos los años, no me toca na de na y me da una envidia enoooorme ver las noticias ( las cosas claras, envidia de la mala). Pero bueno, ¡lo importante es que ya ha empezado la navidad! Hay haters a muerte de esta época, pero ¿sabéis que? Es una época del año en el que vuelvo a ver a mi querida Sarai (mi holandesita), es la época del año en la que nos juntamos a cenar todos juntos, en la que espero con ansias la noche de reyes (si, yo aún me sigo despertando bien pronto el día 6 para buscar mis regalos), y lo más importante de todo, ¡como hasta reventar! Jamón, gambas, carne, bombones, turrones… ¿en qué otra época del año puedes comer todas estas cosas sin sentirte mal?

Pues eso, que estoy aquí en el sofá escuchando a la maravillosa Aya ( miiiiiiiiiilll eeeeeeeeurroooos, que energía le pone la niña), y he estado haciendo un vistazo atrás a este año. Y es que 2017 no ha sido un año normal. Hace casi justo un año, con un copazo de Puerto de Indias en la mano, decidí que ya era hora, que me tenía que enfrentar a mis miedos y hacer algo que siempre había deseado, abrir un blog. Y así fue, en febrero del 2017 empecé con esta aventura. ¿Y sabéis quien me leía al principio? Mi madre, tal cual. Llegué a pensar si algún día alguien me comentaría algún post, o si mis fotos recibirían algún me gusta en Instagram.

Y de repente apareció mi gurú, mi querida Raquel de Creando Realidades ( si no la conocéis, estáis tardando en seguirla, es maravillosa) y fue quien me enseñó cual era mi camino. Fue la primera que creyó en mi y me dio ese impulso que me hacía falta. Y a partir de ahí todo fueron cosas buenas, he conocido a gente taaaan maravillosa, todos y cada uno de los bloggers que se han ido cruzando en mi camino me han hecho cambiar un poquito, me han hecho que mi forma de viajar sea diferente y que aprecie todos y cada uno de los destinos que visito.

Si alguno de vosotros está pensando en abrirse un blog, adelante, aunque no os lea nadie, aunque sintáis que el algoritmo de Instagram juega en vuesta contra, o aunque Facebook esconda vuestra página ya que no pagáis publicidad, sea cual sea vuestro miedo, hacedlo. Yo estaba perdida, sentía que mi vida estaba en un bucle, no me sentía agusto con lo que estaba haciendo y un día pensé, ya está bien. Qué mas da que no tenga un cuerpo de influencer, que más da que no haga viajes a lo grande perdiéndome un mes en la selva, qué mas da todo, yo soy así y a alguien le tiene que molar.

Así que mi único deseo en estas navidades es que alguien, al leer estas palabras se anime a hacer lo que realmente le gusta, sea lo que sea. Y tu, querido blogger gracias y mil gracias por estar ahí, yo avanzo gracias a vosotros. Os quiero un montón a todos.

Espero seguir dando muuuucha guerra en el 2018, y que tengáis taconcitos para mucho rato. Cantar, comer turrón y dulces hasta el empacho y sobretodo, abrazar a vuestros seres queridos, alguna navidad puede ser que ya no estén ahí y hay que aprovechar cada momento que podamos con ellos.

A seguir sumando kilómetros viajeros

Musical El Rey León, por Jose Joaquín Guardia

Llegamos a la entrada al teatro aproximadamente una hora antes del inicio de la función. Había
ya una gran cantidad de gente esperando para acceder, pero en ningún momento se siente
masificado. El ambiente era realmente agradable, y se notaba que había gente venida desde
muchos rincones de nuestro país. Hubo un pequeño retraso en la apertura de puertas, que duró
en torno a la media hora. Realmente no se hizo pesado, ya que comprendíamos que un
espectáculo de estas características y con tanto público suele acarrear este tipo de
inconvenientes.


Una vez dentro del recinto, en la planta baja se pueden encontrar gran cantidad de servicios
adicionales, como guardarropa, puesto de merchandaising, golosinas y un servicio de bar.
Habíamos sido avisados de la masificación que suele ocurrir en estos servicios, dado el
desconocimiento general de que en cada una de las plantas del teatro, justo antes de la entrada
a sala, existen estos mismos servicios. De modo que nos dirigimos a nuestra planta e hicimos
nuestras compras con mayor tranquilidad. Los precios entran dentro de lo esperado en estas
circunstancias, si bien hay quien pueda considerarlo algo caro.


Finalmente accedimos a la sala y ocupamos nuestros asientos. Estuvimos situados en el primer
anfiteatro y teníamos una vista panorámica increíble de todo el escenario, así como de los
diversos elementos dispersos por la sala. Hay que reconocer que la decoración de esta, así como
la música ambiental ya hacen al espectador anticipar el espectáculo que está a punto de
disfrutar. La única pega en este aspecto es que los asistentes más corpulentos se podrán sentir
un poco estrechos en los asientos, ya que hay poco espacio entre las filas de butacas. Sin
embargo, no habrá problemas de que alguien alto situado delante te pueda tapar, ya que la
altura de las butacas está diseñada para evitarlo.

Sobre el espectáculo en sí no queremos revelar mucho, puesto que es una experiencia que debe
vivirse en persona. Desde el inicio de la primera canción, hasta el cierre definitivo del telón todo
es pura magia. Las casi 2 horas y media que dura el espectáculo se pasan realmente rápido, y no
hay momento para el aburrimiento. Tanto el nivel de las actuaciones, como todo el apartado
artísticos y técnico son sobresalientes, dejándonos algunas veces con la boca abierta antes
situaciones antes las que solo se puede pensar “¿cómo han logrado hacer eso?”. Las diversas
escenas que ocurren fuera del escenario, en la propia sala, están diseñadas para que puedan
disfrutarse desde cualquier butaca, por lo que no existen las llamadas “butacas malas”.
En definitiva, acudir al Lope de Vega para ver este musical es una experiencia realmente
inolvidable, con un precio que si bien puede parecer un poco elevado, se justifica por sí mismo.

Una experiencia mágica que todo el mundo debería experimentar.

¿Qué ver en Lucainena de las Torres?: Pueblito bonito almeriense

Una vez me regalaron un gato.

No tiene nada de especial en principio, ¿verdad? Pues os equivocáis, fue raro pero raro, raro. Os pongo en situación. Corría el año 2015 y por aquel entonces ya me encantaba visitar pueblitos bonitos perdidos por el mundo. Cogí un mapa de la provincia de Almería y enseguida me llamó la atención un pueblecito con un nombre un tanto extraño: Lucainena de las Torres (tardé varios días en enseñarme el nombre). Y pensé, ese pueblo con ese nombre tan guay tiene escrito mi nombre en grande, y para allá que me fui.

Mirad, para empezar está allí perdido donde cristo perdió el gorro, tal cual. Nos llevó unas cuantas curvas y unos cuantos para que me mareo (soy propensa a marearme en cuanto subo al coche, y aún así me encanta hacer road trips, llamadme masoca) pero al fin, llegamos al pueblito. Y la gran pregunta fue: ¿dónde aparcamos? No nos dio tiempo a pensar mucho ya que sin quererlo estábamos ya en la Plaza Mayor del pueblo, y oye muy bonita…. tenía hasta una cabina de teléfonos!!!! Si, si de esas en las que llamaba yo a mi madre para decirle que llegaba tarde a casa (cosa que pasaba finde si y finde también). Pues como buena postureante pensé ahí me tengo que hacer yo una foto.

 

Bajo del coche y me veo a un grupito adorable de abueletes almerienses y ingenua de mi les pregunto:

Disculpen, ¿aquí se puede aparcar?

A lo que los adorables abuelitos empezaron a descojonarse, y justo cuando se les empezaban a saltar las lágrimas de los ojos me miraron extrañada y me preguntaron:

¿Te has perdido cariño? 

No, vengo a ver el pueblo

¡Manoloooo que tenemos una turista! ¡Bienvenida al pueblo bonica! ¡Puedes aparcar donde quieras!

Os juro que creía que iban a sacar la banda de música del pueblo (americanooooos). Ya me veía yo, bailando al son de la charanga y comiendo croquetas caseras del bar del pueblo. Pero bueno volvamos a lo que estábamos. Al comprobar que de verdad no me había perdido me indicaron una ruta para hacer por el pueblecito para que no me perdiera nada de nada. Les di las gracias, me colgué la cámara y empecé mi ruta.

A los cinco minutos de ir caminando, noté que alguien me seguía. Me giré muuuuy despacito, que jope e leído muchas novelas negras y tengo una imaginación muy vivaz. ¡Y ahí estaban! Los abuelitos saludándome…

-Vas bien nena, sigue todo recto y gira a la derecha y te encontraras con la iglesia. Saluda al padre de nuestra parte y dile que has venido a ver el pueblo.

¡Solo les faltaba ponerme la alfombra roja! Pero bueno a todo esto no os he contado nada del pueblo. Es precioso: callecitas blancas, geranios de colores, vistas geniales de todo el valle… Pero lo mejor de todo son unos enormes hornos de fundición que se conservan tal y como estaban en la época y es un placer visitarlos, algo totalmente diferente que no había visto nunca.

Y tal como me dijeron, la iglesia de la Virgen de Montesión era una pequeñita maravilla y por si eso fuera poco, las vistas que tiene desde su placita son para sentarse un ratito y contemplar tranquilamente el paisaje. Y justo ahí me crucé con el primer gatito. Se me sentó al lado y se acurrucó a mi lado para que lo acariciara. Pero lo que yo no sabía es que tenía más compañía… más tarde me enteraría de que los abuelitos estaban observándome como yo acariciaba ese gatito, y a los amables señores se les ocurrió una idea.

Pues ya habían pasado un par de horitas, me había hecho unas cuantas fotos de postureo en esas callecitas andaluzas blancas y decidí que ya era hora de volver. Tomé el camino hacia la Plaza Mayor, que era donde tenía el coche, y al llegar se me acercaron mis ya coleguis de toda la vida y como si fuera lo más normal del mundo me dijeron:

Toma bonica, como hemos visto que te gustan mucho los gatos, te queremos regalar uno para que te acuerdes siempre de nosotros. 

Me pusieron un gataco en mis brazos, ellos sonreían y yo no sabía que cara poner. Si, me encantan los gatos (y todos los animales en general), pero yo no me podía llegar a ese gato!!! Y encima me miraba con cara de pena como pensando qué está pasando aquí…

Pues ahí estaba yo, perdida en un pueblecito pequeñito, con un gato en los brazos y cinco abuelitos mirándome de lo más contentos. ¿Cómo les iba a rechazar yo a ese gato?

Casi llorando les dije que no podía quedármelo pero que le podían poner mi nombre para así acordarse de mi cuando lo vieran. ¡Menos mal que aceptaron! ¡Qué ya me veía yo el enfado de mi madre cuando entrara con un gato a casa!

Así que amigos míos, si buscáis un pueblo donde os acepten como uno más, donde os hagan sentir como en casa, donde encuentres pequeños tesoros escondidos que poca gente conoce… Lucainena de las Torres es vuestro pueblito bonito. Además, está declarado uno de los pueblos más bonitos de España, así que merece la pena una visita, ¿verdad?

Ah y no os olvidéis de algo muy importante… ¡saludar a el gato Noelia de mi parte! Creo que aún tiene pesadillas conmigo…

¡A seguir sumando kilómetros mis viajeros!

,

Goiko Grill

¿Alguna vez os han plantado delante una hamburguesa tan grande que no podéis abarcarla de un solo mordisco? Pues yo pensaba que eso solo se veía en las películas americanas, pero no, resulta que en Goiko Grill (se me hace la boca agua de solo volver a pensarlo), te sirven unas pedazos de hamburguesas que ríete tu de los americanos.

Mirad para empezar, el local es monísimo. Sillas diferentes en cada mesa, luces de neon hiper mega modernas, diferentes alturas para elegir la mesa que más te guste… y por si esto no fuera poco, los empleados nos trataron con taaaanta amabilidad. De verdad que por muy buena que esté la comida en un local, si lo demás no acompaña, como que la cena te sabe a poco.

Pero vamos a hablar ya de lo que de verdad importa: la comida. Si vas con muuucha hambre puedes tomarte un entrante, hamburguesa y postre. Nosotros elegimos esa opción, si vamos, vamos a lo grande, nada de luego llegar a casa y pensar… ¡qué bueno tendría que estar ese pedazo de postre! Así que no desayunamos ( para dejar hueco en el estómago) y nos preparamos para comernos al menos medio kilo de comida cada uno.

Como consejito os recomiendo que reservéis, ¡suele estar hasta los topes siempre! Así que si tenéis pensado ir a cenar este finde mejor llamad con antelación. Y como iba diciendo, nos sentamos en una mesa muy cuqui y nos sirvieron las bebidas (refrescos los dos). Si sois unos amantes de los batidos… ¡tienen uno de oreo que está para chuparse los dedos! Nos decidimos por unos entrantes para compartir al centro: Chicken tenders. Y ya os digo una cosa, yo solo con este plato ya hubiera comido. Por momentos me iba arrepintiendo de haber pedido tanta comida… ¡No me se controlar! Y es que estaban taaan buenos, crujientes por fuera y blanditos por dentro, toda una delicia.

Ya hinchada nos trajeron nuestras súper hamburgesas… y aquí es donde empieza lo bueno de verdad. Yo soy una amante de las hamburguesas de pollo así que decidí probar que tal estaba esta… y no me decepcionó. El pan es de otro mundo, tostadito y blandito y la salsa le da un toque exquisito a esta grandísima hamburguesa. ¡Qué buena estaba! De verdad que es pensarlo y se me vuelve a hacer la boca agua!!!!

Yo ya no podía más y le dije a mi amorcillo que no pedíamos postre, que si comía algo más me tenía que ir a comprar unos pantalones de una talla más. Pero en eso que vino el majete camarero y nos dijo… ¡No podéis iros sin probar nuestro postre estella! El Frozen Choiko, lleva oreo y chocholate… y pensé a la porra todo, ves preparando el pantalón nuevo, si nos ponemos, lo hacemos bien.

Y de verdad que es el mejor postre que he probado en mi vida, así que directores del Goiko Grill, quiero la receta porfavor, me vendría genial para incluir en mi sección de Recetas Viajeras y que todo el mundo engordáramos unos 10 kilos… Gracias 🙂

En este punto ya me planté y decidí que el resto del día comería lechuga… pero oye… ¡y lo que había disfrutado yo! Así que si estáis buscando comer una buena hamburguesa, Goiko Grill no os va a defraudar. Yo fui a su local de Alicante, pero tienen restaurantes repartidos por toda España, ¡así que ya no tienes ninguna excusa!

¡Seguid sumando kilómetros ( y comilonas) mis viajeros!

,

Estudios Bolonia

Durante un par de días tuve de vecinos a dos caballos encantadores. Era levantarme, salir al jardín, y allí estaban, esperándome moviendo el rabo (yo, sigo pensando que lo hacían porque estaban contentos, como mi Charli). Y pese al enorme viento que nos hizo esos días, merecía la pena despertar así.

Los Estudios Bolonia se encuentran en el paraíso. Una playa de aguas cristalinas, junto a una duna de arena blanca finísima. Cuentan que en verano se masifica de turistas, pero para estas épocas fue todo un placer poder tener la playa para mi sola. Fue como si fuera mi playa privada, solo me faltaba el mojito en la mano y un mayordomo abanicándome ( que el pobre amorcillo no da para tanto).

Desde el primer momento que pisas los estudios no te quieres marchar. Olían a flores frescas, y es que la dueña tuvo el enorme detalle de recogernos unas flores y ponerlas en un jarrocito para que todo oliera a las mil maravillas, y además no   les falta detalle: cocina completa, baño, habitación con una cama enorme, sala de estar… ¡hasta teníamos WIFI, que oye, una puede estar en el paraíso, pero tiene que documentarlo mediante las fotos de postureo en Instagram!

Y si lo que quieres es disfrutar del solecito andaluz sin que nadie te moleste, tienes un perfecto jardín donde ponerte como las gambas de Dénia de tanto vuelta y vuelta. El amorcillo que no es mucho de tomar el sol (ya es moreno de naturaleza, le odio un poquito por ese sutil detalle), se sentó en la terraza del estudio a tomarse una cerveza y reírse un rato de mi al ver mi piel quemarse por momentos.

Yo me sentí tan como en casa que empecé a hacer planes para volver en verano y poder disfrutar de toda la costa en condiciones: clases de surf y windsurf, visitar las ruinas de Baelo Claudia, ir de fiestuki a los locales tan cools que hay en Tarifa, hincharme a comer pescaíto frito y tortitas de camarones… ¿Alguien que me quiera acompañar?

De verdad, que si visitáis las tierras gaditanas y queréis un alojamiento muy tranquilo a orillas de una playa paradisíaca, Estudios Bolonia es vuestra elección ideal. ¡Y no sabéis lo majetes que son sus dueños! ¡Hay selfie que lo atestigua! Y si vais, no os olvidéis de saludar de mi parte a mis dos amables vecinos, ¡fue todo un placer conocerlos!

¡Seguid sumando kilómetros mis viajeros!

Reservas: https://www.homeaway.es/p1541

http://www.andaluciasur.com/alojamientos/cadiz/tarifa/07_apartamento/

https://www.airbnb.es/rooms/2481369

 

Carrión de los Condes por David Sánchez Miguel

Tras un largo tiempo sin escribir, volvemos con una entrada muy especial, por tratarse de mi pueblo, el lugar donde nací, crecí y viví durante mis primeros 18 años.

Esta entrada surge de la idea de la bloguera condostaconesblogdeviajes.es, a quien agradezco la buena iniciativa de hablar sobre los pueblos.

Carrión de los Condes es un pueblo situado en Tierra de Campos, en la provincia de Palencia. Tiene unos 2200 habitantes y es conocido por su gran número de monumentos históricos, todos ellos en muy buen estado de conservación, de los cuales tres han sido declarados Bien de Interés Cultural: el Monasterio de San Zoilo, la  Iglesia de Santa María y la  Iglesia de Santiago.

También se celebran numerosas festividades de gran importancia en la región, como el Corpus Christi, las fiestas patronales de San Zoilo y la Semana Santa, de las cuales hablaremos más tarde.

  • CÓMO LLEGAR A CARRIÓN DE LOS CONDES

Al estar en el centro de la provincia de Palencia, las formas de ir a Carrión son numerosas.

En coche

Carrión se ha convertido con los años en un punto de unión importante entre municipios de la provincia así como de nexo entre diferentes provincias.

Primeramente, la autovía A-231 Camino de Santiago bordea la localidad y une Burgos con León. En Carrión se puede conectar con la capital de la provincia, al igual que con la N-120, que es la carretera nacional que siguen los peregrinos como referencia hacia Santiago. La otra ruta que utilizan los peregrinos es siguiendo la P-980 desde el bonito pueblo de Frómista pasando por Villalcázar de Sirga.

Para llegar a los Picos de Europa también es necesario pasar por Carrión a través de la CL-615, que comunica Palencia con Riaño, el enlace con la parte palentina de la Cordillera Cantábrica.

El Naranjo de Bulnes, uno de las montañas más grandes de los Picos de Europa.

En autobús

Existen dos formas de llegar al pueblo en autobús. El Ayuntamiento de Carrión de los Condes ha elaborado una sección dentro de su página web muy informativa, con todos los datos necesarios sobre los horarios de los autobuses, disponible en carriondeloscondes.org/conoce-carrion/autobuses .

Por un lado, la empresa ALSA hace su parada en Carrión en la ruta Burgos – León. También hace su paso por Carrión el autobús de la ruta Santander – Palencia, haciendo trasbordo en Osorno. Para más información alsa.es

Por otro lado, la empresa AUTOBUSES AJA ofrece un servicio para llegar a Carrión desde Palencia, así como para seguir hacia el norte a pueblos como Saldaña y Guardo.

  • DÓNDE ALOJARSE

Hotel Real Monasterio San Zoilo

Un hotel encantador situado al final del puente que pasa por encima del Río Carrión. El hotel se encuentra dentro del antiguo Monasterio de San Zoilo, uno de los elementos que le concede un encanto especial. Dispone de habitaciones para todo tipo de bolsillos todas ellas con un ambiente rústico que te hace conectar con la zona.

El hotel dispone de parking gratuito para coches y bicicletas, así como de restaurante, cafetería y gimnasio.

Categoría: Hotel 4****
Precio noche: A partir de 70 euros

Hostal La Corte

Es un alojamiento  céntrico y económico. Situado enfrente de la Iglesia de Santa María, es muy frecuentado por peregrinos, por el gran servicio y su buena localización. Dispone de numerosas habitaciones, al igual que un buen restaurante donde comer productos típicos de la región a muy buen precio. Este restaurante tiene ofertas de desayunos y de menús los fines de semana. Cerrado de noviembre a abril.

Categoría: Hostal 2**
Precio noche: A partir de 45 euros

Casas Rurales Las Postas del Perionda

Estas casas están situadas en el pueblo de Calzada de los Molinos, a 4 km de Carrión siguiendo la N-120 dirección León.

Unos apartamentos muy acogedores, decorados con un gusto muy exquisito y personal por parte de su dueña. Disponen de dos apartamentos, Casa Roja y Casa Azul, para hasta 5 y 6 personas respectivamente. Ambos disponen de dos habitaciones, cocina, salón-comedor con chimenea, dos baños completos y un patio privado donde poder disfrutar de una barbacoa, disponible también en cada una de ellas.

Categoría: Apartamentos rurales 2**
Precio noche: A partir de 120 euros el apartamento entero

  • CENTRO DEL CAMINO DE SANTIAGO FRANCÉS

Carrión se encuentra justo en el punto medio del Camino de Santiago Francés, el cual une Saint Jean de Pied de Port y Santiago de Compostela. Este camino Francés es el más transitado por los peregrinos durante el año y es el enlace entre las etapas 15 (Boadilla del Camino – Carrión de los Condes) y 16 (Carrión de los Condes – Terradillos de los Templarios).

El Camino de Santiago Francés fue nombrado en 1993 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así como Itinerario Cultural Europeo por parte del Consejo de Europa.

Por este motivo, el camino permite unir el pueblo con otras ciudades próximas muy importantes en estos términos como son Frómista y Sahagún.

  • MIS 6 RINCONES 

Podría enumerar muchos rincones de mi pueblo, pero para no hacer esta entrada eterna podría decir que, aunque me ha costado elegir, estos 6 lugares serían mis preferidos. En este mapa de elaboración propia se pueden ver los 6 rincones:

Claustro del Monasterio de San Zoilo

El Monasterio de San Zoilo está situado al final del pueblo, como ya se ha mencionado en la parte del hotel.

Declarado Bien de Interés Cultural en el año 2000, el claustro del monasterio es el lugar más frecuentado por su belleza y buena conservación. De estilo plateresco, fue construido entre mediados del siglo XVI y XVII. La planta baja consta de más de 200 medallones que van narrando historias de la Biblia, que se enlazan con las preciosas bóvedas que sostienen el peso de la planta primera.

Os dejo una bonita imagen del interior del patio del claustro por la noche.

 

Río Carrión

El mejor lugar para descansar y desconectar es el Río Carrión, que hace su paso por la ciudad a la que le dio el nombre. Un lugar para disfrutar de  la naturaleza del pueblo que se adentra en el río.

La foto de portada de la entrada es del Rio Carrión con la Iglesia de Belén al fondo, en la bajada del río hacia el pueblo.

Durante los años la zona del Río Carrión ha evolucionado mucho y en el Parque ‘El Plantío’ podemos disfrutar del río como en ningún otro lugar, ya que aquí se han habilitado unas mesas para poder comer, así como zonas de recreo para todas las edades.

Muy cerca de este parque también se encuentra la zona deportiva, junto con otros bonitos lugares como la Calzada de Piedra.

Iglesia de Santa María

La iglesia más antigua de Carrión de los Condes es la iglesia de Santa María del Camino. De estilo románico, esta iglesia se construyó en el siglo XII y destaca por su Pórtico Sur, con una galería porticada que da acceso al interior. Un interior muy austero pero muy especial.

Plaza Mayor

El centro de Carrión de los Condes es el lugar que alberga el Ayuntamiento y es el centro del pueblo. Es un buen lugar para tomar un café o una cerveza en los numerosos bares que hay alrededor y así descansar y disfrutar de la reciente reforma de la plaza.

Iglesia de San Andrés

Aunque no sale en muchos libros o en información sobre el pueblo, la iglesia de San Andrés es un edificio impresionante. Conocida como la ‘Catedral de Carrión’, este monumento es uno de los más antiguos del pueblo, de finales del siglo XVI.

El interior de la iglesia es espectacular por su elevada altura, así como por su buena conservación.

Mirador de Belén

Detrás de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, una pequeña iglesia situada en un alto mirando hacia el río, se encuentra otro lugar de descanso en el pueblo. Este mirador de Belén fue reformado hace muy pocos años y su orientación hacia el oeste hace que se puedan disfrutar de unas puestas de sol sobre el Rio Carrión maravillosas. Un lugar muy recomendable para acudir con unas cervezas y disfrutar del momento.

  • HORA DE COMER

Y aquí van mis sitios preferidos para comer y beber en Carrión, que también se pueden ver en el mapa:

 

Restaurante Las Vigas

San Zoilo sale una tercera vez en esta entrada, y es que el restaurante situado a la entrada del hotel es de gran calidad. Uno de mis lugares favoritos para ocasiones especiales. Y el restaurante no es solo encantador por la comida sino por la decoración de la sala y la buena atención de su personal. Información disponible en tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d998429-Reviews-Restaurante_Las_Vigas-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Morcilla con manzana | Presa de ibérico | Zoilillos rellenos de crema

Restaurante Abel

Recomendaciones: Arroces | Croquetas caseras | Huevos rotos con chorizo

Bar Chanffix

El mejor lugar para tomar una cerveza en el centro del pueblo y comer unas raciones en su terraza. Siempre está lleno de gente y es un lugar muy frecuentado para tomar el vermut el fin de semana. El local es pequeño y es difícil encontrar sitio para cenar, pero merece la pena probar. Cerrado los lunes. Información disponible en www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d4155863-Reviews-Bar_Chanffix-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Ración de calamares | Revuelto de morcilla | Surtido de postres

Carta de la Tierra

Un sitio muy reciente y que está empezando a despegar. Situado en el centro del pueblo, disponen de un menú diario por 11 euros de comida casera muy rica. Disponen también de productos ecológicos a la venta. Información disponible en www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d12419753-Reviews-Carta_de_la_tierra-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Menú diario

Pizzería Onecha

Un bar que ha evolucionado mucho y es que su nuevo dueño lo ha convertido en una pizzería y hamburguesería. Dispone de una amplia variedad de pizzas y de platos típicos de la zona. Cerrado los martes. Para más información y reservas www.facebook.com/Bar-Pizzeria-La-Taberna-143426629533027/

Recomendaciones: Pizza de la Casa | Calzonissima

Bar Inés

La mejor opción para acabar el día. Los dueños del bar, Felipe y Gloria, ofrecen una gran variedad de ricos batidos y smoothies, así como de cocktails muy bien elaborados. Un lugar que no puedes dejar escapar. Cerrado los martes.

Recomendaciones: Batidos | Smoothies | Gintonic

  • EVENTOS IMPORTANTES

Fiestas de San Zoilo (agosto)

Un evento muy importante para el pueblo, 5 días de auténtica fiesta y actividades que, aunque no seas carrionés, te hacen sentir uno más y disfrutar de unas auténticas fiestas de pueblo.

Se celebran el tercer fin de semana de agosto, a pesar de que el Día de San Zoilo, patrón del pueblo, sea el 27 de junio, se retrasa al  lunes posterior al tercer fin de semana del mes.

Las fiestas comienzan con el chupinazo y el pregón desde la Plaza Mayor, donde todas las peñas se juntan para celebrar el momento. El viernes y el sábado son los días más cargados de eventos y Carrión recibe  gente de muchos otros pueblos y ciudades, por lo que el pueblo se llena de gente.

Sin lugar a duda, el día más importante para los carrioneses es el Lunes, día de San Zoilo, ya que se celebra la famosa procesión por parte de los Quintos desde Santa María hasta la Iglesia de San Julián, donde se congrega todo el pueblo para cantar el himno. Este es sin duda un gran momento.

Corpus Christi (junio)

La consideraría como la fiesta más importante del año para el pueblo. Suele celebrarse en el mes de junio y todos los carrioneses se unen para la elaboración de las alfombras florales desde las 05.30 de la mañana, distribuyendo el diseño por calles y zonas. Unas alfombras que se han hecho famosas más allá de la región y se han llegado a exponer en otros lugares en España y en Italia.

Es una fiesta muy importante en la provincia y el pueblo de Carrión acoge este día a muchos visitantes que no se lo quieren perder.

Jornadas Gastronómicas (todo el año)

Es algo novedoso ya que la idea surgió hace apenas un año. Es un buen motivo para visitar el pueblo, ya que durante un fin de semana cada trimestre, y aprovechando la celebración de alguna feria, la mayoría de los establecimientos hosteleros en colaboración con el Ayuntamiento que se ocupa de la promoción organizan unas jornadas gastronómicas en las que los bares  elaboran una serie de deliciosos pinchos y tapas, según el tema elegido para las jornadas.

 

Termino con esta bonita vista desde el aire.

¡Un saludo viajeros!

David Sánchez Miguel

La Barcelona de mis amores por Maria Guardia

Lo que me enamora de esa Barcelona…

 

Noe me ha dejado un huequito en el blog para que escribiera algo sobre la #Barcelonademisamores y claro, yo he tenido que escribir sobre este lugar…

Hoy visitamos uno de mis lugares favoritos, el barrio de Sant Andreu, aunque a mi eso de barrio me sigue haciendo muuuuucha gracia, si es casi tan grande como mi pueblo!!

Lo más aconsejable para llegar es en Metro, línea 1, para l@s guiris como yo la línea roja (aunque haya algún andreuenc que aún se esté riendo de mi por ubicarme en el metro con las líneas de colores) parada en Sant Andreu y salida por plaza de Orfila y justo aquí nos encontramos con la iglesia de Sant Andreu, quizá uno de los iconos más representativos del barrio, alguien me contó una vez que en el momento de su construcción se quedaron sin dinero y no pudieron terminar la otra torre, la dejaron tal cual estaba en ese momento (de ahí que tenga una torre y otra no).

Seguimos con el paseo y llegamos al carrer gran, mi lugar favorito de todo el barrio, el Versalles!! Me chifla el edificio entero, siempre me imagino quien habrá vivido tras esas ventanas, las historias que contarán, amores, discusiones, cotilleos,aiiiis mi reino por tener una casa con unas ventanas así de bonitas!! Un bar centenario donde es obligatorio parar a recuperar fuerzas, en mi última visita la “iaia del Versalles” me contaba que cuando ella era niña iba le mandaba su madre a comprar y siempre siempre pasaba por aquí, dice que mantiene la misma esencia que tenía entonces, yo me siento como si estuviera en uno de esos cafés de principios de siglo, en pleno auge del modernismo…

Y si Noe es la friki de las puertas azules creo que yo soy la del #piestureo, que nunca falte una foto luciendo converse!!!

Otro de los lugares más bonitos que tiene el barrio es el Carrer Grau, pequeñas casas bajas que guardan tesoros, mi favorita sin duda el patio de “la Catalunya en petit” (una mini-barcelona) echa con el típico trencadís con reproducciones de los edificios más famosos de Barcelona y del barrio, el juego consiste en ver quien es capaz de adivinar máslugares (o monumentos…)

 

Y hablando de tesoros… no podéis perderos la iglesia de Sant Pacià, el mosaico del suelo es de Gaudí!!! Hice surcos en el suelo de tanto dar vueltas por la iglesia de lo alucinaba (y emocionada) que estaba, un auténtico Gaudí en Sant Andreu!!!Y la suerte esque aquí no hay mil turistas delante que no te dejan ver nada.

Y ya por último os propongo otro viaje, la Fábrica de la Fabra i Coats, me sentí como si en vez de en un barrio de Barcelona estuviera paseando por las fábricas más famosas de Manchester…

Seguid haciendo kilómetros turistas,

Yo me despido hasta la próxima, que sin lugar a dudas volveré!

 

Maria Guardia Ortiz

 

Receta original pasta carbonara

Españoles, ¿sabéis esa sensación de enfado cuando veis una paella hecha con chorizo? Nos empieza a entrar un cosquilleo desde los pies, y conforme va subiendo nuestro enfado va creciendo por minutos: ‘pero que se creen éstos para hacer así la paella’, ‘tendrán valor de ponerle chorizo’, ‘ si mi abuela viera esta aberración’. ¿Te has sentido identificado, verdad?

Pues ahora pongámonos en la piel de un italiano (a poder ser uno bien guapo subido en una vespa), y pensemos en un instante la gran aberración que hacemos con su pasta carbonara: ¡le ponemos nata! Ahí es nada. Y ahora imaginadme a mi, en Roma, diciéndole al camarero que mi plato de pasta carbonara estaba mal, que dónde estaba el ingrediente que faltaba. A lo que el camarero juntó los dedos de la mano y empezó a soltar lindezas italianas ( voy a pensar que eran lindezas) y se enteró toda la trattoria de que yo era una traidora de la tradición italiana.

Así que pensé, bueno pues vamos a investigar que es lo que lleva la receta original. Pero antes, os confesaré que soy una negada en la cocina, yo veo Master Chef y a los dos minutos ya estoy padeciendo porque se van a quemar cuando les salpiquen las croquetas. Pero como buena turista, me encanta el viajar mediante la gastronomía. Creo que es una de las partes más importantes de viajar, el conocer nuevos sabores, el probar nuevas recetas. A través de la gastronomía, vamos a conocer mejor la cultura y las tradiciones de los lugares visitados. Así que, con todo mi amor, os voy a dejar mi primera receta viajera. ¡Sacad boli y libreta y tomar nota!:

INGREDIENTES

300 gramos de spaguetis o tallarines

4 yemas de huevo

Queso pecorino ( aquí la cantidad al gusto del comensal)

Sal

Pimienta negra recién molida

Panceta

PREPARACIÓN

  1. Lo primero que haremos será cocer la pasta tal y como nos lo indique el fabricante. Una vez esté al dente, la escurrimos y reservamos.
  2. Para hacer la salsa: Mezclamos las cuatro yemas del huevo con el queso pecorino recién rallado ( todo recién hecho sabe mejor) y lo vamos incorporando poco a poco, más o menos unos 70 gramos ( aunque ya os digo que esto es al gusto de cada uno).
  3. A continuación salteamos la panceta cortada en trocitos en una sartén, no hace falta que uséis aceite, ya lo desprende la propia panceta.
  4. Mezclamos los spaguetis con las yemas y la panceta y lo servimos.
  5. Lo emplatamos de forma cuqui ( ellos lo suelen poner en forma de nido), molemos la pimienta en el momento de servir, y así no se nos pierde el aroma.
  6. ¡Listo! ¡A comer! Buon appetito.

 

¿La hacíais así vosotros? He de confesar, que en mi casa les sigue gustando con nata, dicen que sale más suave, pero oye, si queréis sentiros como unos verdaderos italianos os animo a que probéis a cocinarla de esta forma ¡y luego foto de postureo comiendo la pasta carbonara!

Un besazo mis viajeros y a seguir sumando kilómetros, bien sea desde la misma Italia o desde tu cocina.