Entradas

Carrión de los Condes por David Sánchez Miguel

Tras un largo tiempo sin escribir, volvemos con una entrada muy especial, por tratarse de mi pueblo, el lugar donde nací, crecí y viví durante mis primeros 18 años.

Esta entrada surge de la idea de la bloguera condostaconesblogdeviajes.es, a quien agradezco la buena iniciativa de hablar sobre los pueblos.

Carrión de los Condes es un pueblo situado en Tierra de Campos, en la provincia de Palencia. Tiene unos 2200 habitantes y es conocido por su gran número de monumentos históricos, todos ellos en muy buen estado de conservación, de los cuales tres han sido declarados Bien de Interés Cultural: el Monasterio de San Zoilo, la  Iglesia de Santa María y la  Iglesia de Santiago.

También se celebran numerosas festividades de gran importancia en la región, como el Corpus Christi, las fiestas patronales de San Zoilo y la Semana Santa, de las cuales hablaremos más tarde.

  • CÓMO LLEGAR A CARRIÓN DE LOS CONDES

Al estar en el centro de la provincia de Palencia, las formas de ir a Carrión son numerosas.

En coche

Carrión se ha convertido con los años en un punto de unión importante entre municipios de la provincia así como de nexo entre diferentes provincias.

Primeramente, la autovía A-231 Camino de Santiago bordea la localidad y une Burgos con León. En Carrión se puede conectar con la capital de la provincia, al igual que con la N-120, que es la carretera nacional que siguen los peregrinos como referencia hacia Santiago. La otra ruta que utilizan los peregrinos es siguiendo la P-980 desde el bonito pueblo de Frómista pasando por Villalcázar de Sirga.

Para llegar a los Picos de Europa también es necesario pasar por Carrión a través de la CL-615, que comunica Palencia con Riaño, el enlace con la parte palentina de la Cordillera Cantábrica.

El Naranjo de Bulnes, uno de las montañas más grandes de los Picos de Europa.

En autobús

Existen dos formas de llegar al pueblo en autobús. El Ayuntamiento de Carrión de los Condes ha elaborado una sección dentro de su página web muy informativa, con todos los datos necesarios sobre los horarios de los autobuses, disponible en carriondeloscondes.org/conoce-carrion/autobuses .

Por un lado, la empresa ALSA hace su parada en Carrión en la ruta Burgos – León. También hace su paso por Carrión el autobús de la ruta Santander – Palencia, haciendo trasbordo en Osorno. Para más información alsa.es

Por otro lado, la empresa AUTOBUSES AJA ofrece un servicio para llegar a Carrión desde Palencia, así como para seguir hacia el norte a pueblos como Saldaña y Guardo.

  • DÓNDE ALOJARSE

Hotel Real Monasterio San Zoilo

Un hotel encantador situado al final del puente que pasa por encima del Río Carrión. El hotel se encuentra dentro del antiguo Monasterio de San Zoilo, uno de los elementos que le concede un encanto especial. Dispone de habitaciones para todo tipo de bolsillos todas ellas con un ambiente rústico que te hace conectar con la zona.

El hotel dispone de parking gratuito para coches y bicicletas, así como de restaurante, cafetería y gimnasio.

Categoría: Hotel 4****
Precio noche: A partir de 70 euros

Hostal La Corte

Es un alojamiento  céntrico y económico. Situado enfrente de la Iglesia de Santa María, es muy frecuentado por peregrinos, por el gran servicio y su buena localización. Dispone de numerosas habitaciones, al igual que un buen restaurante donde comer productos típicos de la región a muy buen precio. Este restaurante tiene ofertas de desayunos y de menús los fines de semana. Cerrado de noviembre a abril.

Categoría: Hostal 2**
Precio noche: A partir de 45 euros

Casas Rurales Las Postas del Perionda

Estas casas están situadas en el pueblo de Calzada de los Molinos, a 4 km de Carrión siguiendo la N-120 dirección León.

Unos apartamentos muy acogedores, decorados con un gusto muy exquisito y personal por parte de su dueña. Disponen de dos apartamentos, Casa Roja y Casa Azul, para hasta 5 y 6 personas respectivamente. Ambos disponen de dos habitaciones, cocina, salón-comedor con chimenea, dos baños completos y un patio privado donde poder disfrutar de una barbacoa, disponible también en cada una de ellas.

Categoría: Apartamentos rurales 2**
Precio noche: A partir de 120 euros el apartamento entero

  • CENTRO DEL CAMINO DE SANTIAGO FRANCÉS

Carrión se encuentra justo en el punto medio del Camino de Santiago Francés, el cual une Saint Jean de Pied de Port y Santiago de Compostela. Este camino Francés es el más transitado por los peregrinos durante el año y es el enlace entre las etapas 15 (Boadilla del Camino – Carrión de los Condes) y 16 (Carrión de los Condes – Terradillos de los Templarios).

El Camino de Santiago Francés fue nombrado en 1993 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así como Itinerario Cultural Europeo por parte del Consejo de Europa.

Por este motivo, el camino permite unir el pueblo con otras ciudades próximas muy importantes en estos términos como son Frómista y Sahagún.

  • MIS 6 RINCONES 

Podría enumerar muchos rincones de mi pueblo, pero para no hacer esta entrada eterna podría decir que, aunque me ha costado elegir, estos 6 lugares serían mis preferidos. En este mapa de elaboración propia se pueden ver los 6 rincones:

Claustro del Monasterio de San Zoilo

El Monasterio de San Zoilo está situado al final del pueblo, como ya se ha mencionado en la parte del hotel.

Declarado Bien de Interés Cultural en el año 2000, el claustro del monasterio es el lugar más frecuentado por su belleza y buena conservación. De estilo plateresco, fue construido entre mediados del siglo XVI y XVII. La planta baja consta de más de 200 medallones que van narrando historias de la Biblia, que se enlazan con las preciosas bóvedas que sostienen el peso de la planta primera.

Os dejo una bonita imagen del interior del patio del claustro por la noche.

 

Río Carrión

El mejor lugar para descansar y desconectar es el Río Carrión, que hace su paso por la ciudad a la que le dio el nombre. Un lugar para disfrutar de  la naturaleza del pueblo que se adentra en el río.

La foto de portada de la entrada es del Rio Carrión con la Iglesia de Belén al fondo, en la bajada del río hacia el pueblo.

Durante los años la zona del Río Carrión ha evolucionado mucho y en el Parque ‘El Plantío’ podemos disfrutar del río como en ningún otro lugar, ya que aquí se han habilitado unas mesas para poder comer, así como zonas de recreo para todas las edades.

Muy cerca de este parque también se encuentra la zona deportiva, junto con otros bonitos lugares como la Calzada de Piedra.

Iglesia de Santa María

La iglesia más antigua de Carrión de los Condes es la iglesia de Santa María del Camino. De estilo románico, esta iglesia se construyó en el siglo XII y destaca por su Pórtico Sur, con una galería porticada que da acceso al interior. Un interior muy austero pero muy especial.

Plaza Mayor

El centro de Carrión de los Condes es el lugar que alberga el Ayuntamiento y es el centro del pueblo. Es un buen lugar para tomar un café o una cerveza en los numerosos bares que hay alrededor y así descansar y disfrutar de la reciente reforma de la plaza.

Iglesia de San Andrés

Aunque no sale en muchos libros o en información sobre el pueblo, la iglesia de San Andrés es un edificio impresionante. Conocida como la ‘Catedral de Carrión’, este monumento es uno de los más antiguos del pueblo, de finales del siglo XVI.

El interior de la iglesia es espectacular por su elevada altura, así como por su buena conservación.

Mirador de Belén

Detrás de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, una pequeña iglesia situada en un alto mirando hacia el río, se encuentra otro lugar de descanso en el pueblo. Este mirador de Belén fue reformado hace muy pocos años y su orientación hacia el oeste hace que se puedan disfrutar de unas puestas de sol sobre el Rio Carrión maravillosas. Un lugar muy recomendable para acudir con unas cervezas y disfrutar del momento.

  • HORA DE COMER

Y aquí van mis sitios preferidos para comer y beber en Carrión, que también se pueden ver en el mapa:

 

Restaurante Las Vigas

San Zoilo sale una tercera vez en esta entrada, y es que el restaurante situado a la entrada del hotel es de gran calidad. Uno de mis lugares favoritos para ocasiones especiales. Y el restaurante no es solo encantador por la comida sino por la decoración de la sala y la buena atención de su personal. Información disponible en tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d998429-Reviews-Restaurante_Las_Vigas-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Morcilla con manzana | Presa de ibérico | Zoilillos rellenos de crema

Restaurante Abel

Recomendaciones: Arroces | Croquetas caseras | Huevos rotos con chorizo

Bar Chanffix

El mejor lugar para tomar una cerveza en el centro del pueblo y comer unas raciones en su terraza. Siempre está lleno de gente y es un lugar muy frecuentado para tomar el vermut el fin de semana. El local es pequeño y es difícil encontrar sitio para cenar, pero merece la pena probar. Cerrado los lunes. Información disponible en www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d4155863-Reviews-Bar_Chanffix-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Ración de calamares | Revuelto de morcilla | Surtido de postres

Carta de la Tierra

Un sitio muy reciente y que está empezando a despegar. Situado en el centro del pueblo, disponen de un menú diario por 11 euros de comida casera muy rica. Disponen también de productos ecológicos a la venta. Información disponible en www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g676286-d12419753-Reviews-Carta_de_la_tierra-Carrion_de_los_Condes_Province_of_Palencia_Castile_and_Leon.html

Recomendaciones: Menú diario

Pizzería Onecha

Un bar que ha evolucionado mucho y es que su nuevo dueño lo ha convertido en una pizzería y hamburguesería. Dispone de una amplia variedad de pizzas y de platos típicos de la zona. Cerrado los martes. Para más información y reservas www.facebook.com/Bar-Pizzeria-La-Taberna-143426629533027/

Recomendaciones: Pizza de la Casa | Calzonissima

Bar Inés

La mejor opción para acabar el día. Los dueños del bar, Felipe y Gloria, ofrecen una gran variedad de ricos batidos y smoothies, así como de cocktails muy bien elaborados. Un lugar que no puedes dejar escapar. Cerrado los martes.

Recomendaciones: Batidos | Smoothies | Gintonic

  • EVENTOS IMPORTANTES

Fiestas de San Zoilo (agosto)

Un evento muy importante para el pueblo, 5 días de auténtica fiesta y actividades que, aunque no seas carrionés, te hacen sentir uno más y disfrutar de unas auténticas fiestas de pueblo.

Se celebran el tercer fin de semana de agosto, a pesar de que el Día de San Zoilo, patrón del pueblo, sea el 27 de junio, se retrasa al  lunes posterior al tercer fin de semana del mes.

Las fiestas comienzan con el chupinazo y el pregón desde la Plaza Mayor, donde todas las peñas se juntan para celebrar el momento. El viernes y el sábado son los días más cargados de eventos y Carrión recibe  gente de muchos otros pueblos y ciudades, por lo que el pueblo se llena de gente.

Sin lugar a duda, el día más importante para los carrioneses es el Lunes, día de San Zoilo, ya que se celebra la famosa procesión por parte de los Quintos desde Santa María hasta la Iglesia de San Julián, donde se congrega todo el pueblo para cantar el himno. Este es sin duda un gran momento.

Corpus Christi (junio)

La consideraría como la fiesta más importante del año para el pueblo. Suele celebrarse en el mes de junio y todos los carrioneses se unen para la elaboración de las alfombras florales desde las 05.30 de la mañana, distribuyendo el diseño por calles y zonas. Unas alfombras que se han hecho famosas más allá de la región y se han llegado a exponer en otros lugares en España y en Italia.

Es una fiesta muy importante en la provincia y el pueblo de Carrión acoge este día a muchos visitantes que no se lo quieren perder.

Jornadas Gastronómicas (todo el año)

Es algo novedoso ya que la idea surgió hace apenas un año. Es un buen motivo para visitar el pueblo, ya que durante un fin de semana cada trimestre, y aprovechando la celebración de alguna feria, la mayoría de los establecimientos hosteleros en colaboración con el Ayuntamiento que se ocupa de la promoción organizan unas jornadas gastronómicas en las que los bares  elaboran una serie de deliciosos pinchos y tapas, según el tema elegido para las jornadas.

 

Termino con esta bonita vista desde el aire.

¡Un saludo viajeros!

David Sánchez Miguel

La Barcelona de mis amores por Maria Guardia

Lo que me enamora de esa Barcelona…

 

Noe me ha dejado un huequito en el blog para que escribiera algo sobre la #Barcelonademisamores y claro, yo he tenido que escribir sobre este lugar…

Hoy visitamos uno de mis lugares favoritos, el barrio de Sant Andreu, aunque a mi eso de barrio me sigue haciendo muuuuucha gracia, si es casi tan grande como mi pueblo!!

Lo más aconsejable para llegar es en Metro, línea 1, para l@s guiris como yo la línea roja (aunque haya algún andreuenc que aún se esté riendo de mi por ubicarme en el metro con las líneas de colores) parada en Sant Andreu y salida por plaza de Orfila y justo aquí nos encontramos con la iglesia de Sant Andreu, quizá uno de los iconos más representativos del barrio, alguien me contó una vez que en el momento de su construcción se quedaron sin dinero y no pudieron terminar la otra torre, la dejaron tal cual estaba en ese momento (de ahí que tenga una torre y otra no).

Seguimos con el paseo y llegamos al carrer gran, mi lugar favorito de todo el barrio, el Versalles!! Me chifla el edificio entero, siempre me imagino quien habrá vivido tras esas ventanas, las historias que contarán, amores, discusiones, cotilleos,aiiiis mi reino por tener una casa con unas ventanas así de bonitas!! Un bar centenario donde es obligatorio parar a recuperar fuerzas, en mi última visita la “iaia del Versalles” me contaba que cuando ella era niña iba le mandaba su madre a comprar y siempre siempre pasaba por aquí, dice que mantiene la misma esencia que tenía entonces, yo me siento como si estuviera en uno de esos cafés de principios de siglo, en pleno auge del modernismo…

Y si Noe es la friki de las puertas azules creo que yo soy la del #piestureo, que nunca falte una foto luciendo converse!!!

Otro de los lugares más bonitos que tiene el barrio es el Carrer Grau, pequeñas casas bajas que guardan tesoros, mi favorita sin duda el patio de “la Catalunya en petit” (una mini-barcelona) echa con el típico trencadís con reproducciones de los edificios más famosos de Barcelona y del barrio, el juego consiste en ver quien es capaz de adivinar máslugares (o monumentos…)

 

Y hablando de tesoros… no podéis perderos la iglesia de Sant Pacià, el mosaico del suelo es de Gaudí!!! Hice surcos en el suelo de tanto dar vueltas por la iglesia de lo alucinaba (y emocionada) que estaba, un auténtico Gaudí en Sant Andreu!!!Y la suerte esque aquí no hay mil turistas delante que no te dejan ver nada.

Y ya por último os propongo otro viaje, la Fábrica de la Fabra i Coats, me sentí como si en vez de en un barrio de Barcelona estuviera paseando por las fábricas más famosas de Manchester…

Seguid haciendo kilómetros turistas,

Yo me despido hasta la próxima, que sin lugar a dudas volveré!

 

Maria Guardia Ortiz

 

Fiestas mayores de Elda, por Germán Pedrero Rico

FIESTAS MAYORES ELDA 

Los días 8 y 9 de septiembre están marcados en el calendario de Elda (Alicante) de una manera muy especial, ya que se celebran sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Salud y el Cristo del Buen Suceso.

Las fiestas comienzan oficialmente el 6 de septiembre, cuando desde el balcón del Ayuntamiento se pronuncia el pregón de fiestas, siempre a cargo de una persona conocida y vinculada a la vida social, festera o cultural de la Ciudad. A continuación se enciende una gran traca desde el balcón del ayuntamiento hasta la iglesia de Santa Ana donde se dispara una gran palmera de fuegos artificiales anunciando que las fiestas patronales han comenzado, posteriormente se realiza un saludo de los eldenses a los Santos Patronos dentro de la citada iglesia donde el aroma a espliego inunda el templo. Seguidamente desde los jardines del Peri se dispara un castillo de fuegos artificiales anunciando a toda la comarca que Elda está en fiestas.

El día 7 a las 20:45 comienzan los actos litúrgicos con la SALVE y la suelta de un gran globo aeroestático iluminado desde la plaza Sagrado Corazón.

El 8 de septiembre es el día grande, el día de la patrona de Elda, la Santísima Virgen de la Salud, a las 11h la solemne celebración de la eucaristía y como en cualquier festividad de la Comunidad Valenciana, la pólvora tiene su protagonismo, a las 13:15 tiene lugar el popular acto de Correr la traca, una traca que recorre las calles más céntricas de la ciudad desde la plaza del Ayuntamiento hasta finalizar en la Plaza Castelar, donde miles de eldenses corren debajo de la traca ataviados con el pañuelo con la imagen de los Santos Patronos y la camiseta que cada año se confecciona para la ocasión, este año el diseño a recaído en el reconocido empresario de calzado Stuart Weitzman. Al término de la misma, y con las calles céntricas rebosando de un gran ambiente festivo, es tradicional tomar el típico “mezclaico”, escuchar al veterano grupo “Los caracoles” cantar las canciones típicas que antaño se cantaban en Elda y como novedad desde hace unos pocos años y de gran interés, la suelta de globos aerostáticos desde la Plaza Mayor, donde se suelta un enorme globo en honor a la Virgen de la Salud y otros de diferentes tamaños y colores confeccionados para la ocasión por diferentes asociaciones y peñas de amigos. A la hora de comer, es tradicional el conocido cocido con Fasiuras o pelotas de carne picada. Ya por la tarde, a las 19:30 en el templo de Santa Ana, Salve Solemne para a continuación dar comienzo la procesión con la Santísima Virgen de la Salud por las calles de Elda, portada con fervor y devoción por los costaleros de los Santos Patronos. Ya por la noche conciertos  en la barraca municipal y diferentes actividades y bailes en los diferentes barrios de la ciudad.

El 9 de septiembre festividad del patrón de la Ciudad, el día grande del Cristo del Buen Suceso, y como en la jornada anterior, a las 11h eucaristía, a las 13:15 correr la traca en Honor al Cristo del Buen Suceso por el mismo itinerario que el día anterior y a las 13:45 suelta del gran globo aerostático en honor al patrón de la Ciudad desde la Plaza Mayor y de los diferentes colectivos. A las 18:30 Santa Misa, y a las 19:30 Salve Solemne para a continuación procesionar con el Santísimo Cristo del Buen Suceso por las calles de Elda. Ya metidos en la noche, barraca popular y fiesta en los diferentes barrios de la población.

Desde aquí, y gracias a la oportunidad que me brinda el blog “CON DOS TACONES” de mi amiga Noelia, quisiera animaros a venir para conocer de cerca y disfrutar nuestras fiestas Patronales en Honor al Santísimo Cristo del Buen Suceso y a la Santísima Virgen de la Salud.

Germán Pedrero Rico.

Receta original pasta carbonara

Españoles, ¿sabéis esa sensación de enfado cuando veis una paella hecha con chorizo? Nos empieza a entrar un cosquilleo desde los pies, y conforme va subiendo nuestro enfado va creciendo por minutos: ‘pero que se creen éstos para hacer así la paella’, ‘tendrán valor de ponerle chorizo’, ‘ si mi abuela viera esta aberración’. ¿Te has sentido identificado, verdad?

Pues ahora pongámonos en la piel de un italiano (a poder ser uno bien guapo subido en una vespa), y pensemos en un instante la gran aberración que hacemos con su pasta carbonara: ¡le ponemos nata! Ahí es nada. Y ahora imaginadme a mi, en Roma, diciéndole al camarero que mi plato de pasta carbonara estaba mal, que dónde estaba el ingrediente que faltaba. A lo que el camarero juntó los dedos de la mano y empezó a soltar lindezas italianas ( voy a pensar que eran lindezas) y se enteró toda la trattoria de que yo era una traidora de la tradición italiana.

Así que pensé, bueno pues vamos a investigar que es lo que lleva la receta original. Pero antes, os confesaré que soy una negada en la cocina, yo veo Master Chef y a los dos minutos ya estoy padeciendo porque se van a quemar cuando les salpiquen las croquetas. Pero como buena turista, me encanta el viajar mediante la gastronomía. Creo que es una de las partes más importantes de viajar, el conocer nuevos sabores, el probar nuevas recetas. A través de la gastronomía, vamos a conocer mejor la cultura y las tradiciones de los lugares visitados. Así que, con todo mi amor, os voy a dejar mi primera receta viajera. ¡Sacad boli y libreta y tomar nota!:

INGREDIENTES

300 gramos de spaguetis o tallarines

4 yemas de huevo

Queso pecorino ( aquí la cantidad al gusto del comensal)

Sal

Pimienta negra recién molida

Panceta

PREPARACIÓN

  1. Lo primero que haremos será cocer la pasta tal y como nos lo indique el fabricante. Una vez esté al dente, la escurrimos y reservamos.
  2. Para hacer la salsa: Mezclamos las cuatro yemas del huevo con el queso pecorino recién rallado ( todo recién hecho sabe mejor) y lo vamos incorporando poco a poco, más o menos unos 70 gramos ( aunque ya os digo que esto es al gusto de cada uno).
  3. A continuación salteamos la panceta cortada en trocitos en una sartén, no hace falta que uséis aceite, ya lo desprende la propia panceta.
  4. Mezclamos los spaguetis con las yemas y la panceta y lo servimos.
  5. Lo emplatamos de forma cuqui ( ellos lo suelen poner en forma de nido), molemos la pimienta en el momento de servir, y así no se nos pierde el aroma.
  6. ¡Listo! ¡A comer! Buon appetito.

 

¿La hacíais así vosotros? He de confesar, que en mi casa les sigue gustando con nata, dicen que sale más suave, pero oye, si queréis sentiros como unos verdaderos italianos os animo a que probéis a cocinarla de esta forma ¡y luego foto de postureo comiendo la pasta carbonara!

Un besazo mis viajeros y a seguir sumando kilómetros, bien sea desde la misma Italia o desde tu cocina.

Pedraza

Corría el año 2009 y yo, a mis 20 añitos, me enfrentaba a uno de los mayores retos de toda la humanidad: guiar por primera vez a un grupo. Bueno seguro que ahora estáis pensando que no es para tanto, pues si, para mi lo era. Yo, tan yogurina, tan inexperta, con las piernecitas temblando, una carpeta bajo el brazo para parecer profesional y unas extensiones horribles (¿ de verdad me veía mona así?), me puse delante de un grupo y les dije: Pues eso, que voy a ser vuestra guía. Ya os podéis imaginar la cara que puso el grupo. Una abuela me dio hasta un bocata, me vio cara de nieta.

Una vez pasado el shock inicial, pusimos camino de Segovia. Cada vez que recuerdo aquel primer viaje me entra vergüenza ajena, pobre grupo. La voz me temblaba, el chófer era murciano cerrao y yo no lo entendía, y nunca en la vida había estado en Castilla y León, imagínense la situación.  Pero de pronto, llegamos a un pequeño pueblecito y mi suerte cambió. Pedraza, tan bonito, tan rural, tan tranquilo, taaaaaan todo, que me enamoré de él nada más poner el pie en el suelo. Fue mi primer gran amor viajero, fue dónde descubrí que mi pasión era visitar pequeños pueblitos bonitos. Pero estaba tan nerviosa que no pude disfrutarlo como yo hubiese querido, así que durante muchos años, Pedraza ha sido mi espinita clavada en mi cuaderno viajero.

Y ahora ya, a mi vejez ( que 8 años no es tontería, ¿eh?) decidí que era hora de volver. Cogí mi súper Nikon, me puse mona para la ocasión (no todos los días te reencuentras con un viejo amor) y hacia Pedraza que nos fuimos. Y si, es tal y como lo recordaba, bonico del todo.

Si vais en coche no tendréis ningún problema, repartidos por todo el pueblecito hay varios parkings donde poder dejar el coche y empezar a callejear. Nos da la bienvenida una antigua puerta de la muralla, conocida como la Puerta de la Villa. Es traspasar este arco y sentirte como en la Edad Media. De ella parten varias callecitas, escoger la que más os guste, todas  merecen la pena: casas llenas de tiestos con flores, viejas puertas, vid colgando de los muros… Pero si además queréis empaparos con algo de historia, justo al ladito de la puerta se encuentra la antigua cárcel, donde se pueden visitar las diferentes salas y aprender un poquitín sobre la historia local (precio 3€).

Pero el verdadero encanto de Pedraza reside en sus calles, oye y no lo digo yo. Sus vecinos han visto rodajes como Águila Roja, Toledo, e incluso aquel famoso anuncio de la lotería de navidad, donde Rafael entonaba el Na, na na na na naaaaa (sabes que lo has leído cantando). Así que, viajero mío, va siendo hora de que saques tu cámara a relucir y te saques unas cuantas fotos de postureo, ¡de esas que tanto nos gustan! ¡Qué no todos los días estamos paseando por las calles donde gravó el mismísimo Rafael!

Y uno de los puntos más fuertes que tiene Pedraza es su Plaza Mayor. Y aquí estoy indignada. Señor Alcalde o Alcaldesa de Pedraza, llevaba yo esperando volver a su municipio 8 añacos, y cuando llego a la plaza que recordaba con tanto cariño, ¿con qué me encuentro? ¡Con la plaza de toros medio a montar! ¡No pude hacerme la foto en esa plaza taaan bonica! Mira, casi me faltó llorar. Pensaréis que soy una peliculera, y si, pero vamos que a mi estas cosas me afectan mucho y casi no duermo yo luego por la noche. Pero que lo sepáis, Pedraza tiene una de las plazas mayores más bonicas que e visto en mi vida. Queda dicho.

Así que algo cabizbaja, seguí mi camino hacia el Castillo. Tengo que reconocer que se me pasó a los dos minutos cuando vi una casa hiper mega mona llena de florecitas como a mi me gusta, y le hice unas cuántas fotos. Si, a veces soy así de simple. Pues eso, que llegamos al Castillo y la vista es genial. Allí tan imponente, se alza la fortaleza de origen árabe. Se conserva muy muy bien y paseando por su interior te puedes llegar a sentir como la dueña y señora de Pedraza, que a mi eso de venirme arriba me lleva poco tiempo. Por si os interesa visitarlo la entrada son 6€ y abre de miércoles a domingo.

Hay algo muy curioso que siempre he querido ver de este encantador pueblo y es la famosa Noche de las Velas. Durante los dos primeros sábados de Julio, el pueblecito se llena con casi 40.000 velas repartidas por todas sus calles. Además se realizar actividades culturales y conciertos durante estos días…¿algún alma caritativa segoviana me quiere adoptar para julio? ¡Cruzo los dedos para poder ir al año que viene!

Y como no…¡no os podéis ir de Pedraza sin comer un buen cochinillo! Qué estamos en la provincia del buen yantar, y para los amantes de la carne es toda una delicia. Pero os voy a confesar algo, eso si, que no salga de aquí y se enteren los segovianos… no me gusta eso de que me sirvan el pobre cochinillo enterito… me da una penita verlo ahí. Eso si, ¡huele que alimenta!

Tenía tantas, tantas ganas de volver a mi primer pueblito bonito que la mañana se me pasó en un abrir y cerrar de ojos. Para mi, Pedraza siempre tendrá un huequito especial en mi corazón.

¡Seguid sumando kilómetros mis viajeros!

La antiblogger

¿Sabéis de esas influencers (llámense de viajes, moda, estilo de vida fit…) que siempre salen hiper mega monas en las fotos? Pues bien, dadle la vuelta a todo eso y me tendréis a mi. Así tal cual, influencer de pueblo.

Que a mi me dan envidia sana, y lo reconozco. Pero siempre me pregunto: ¿Son de este planeta o las han traído una serie de marcianitos con la malvada idea de conquistar nuestro mundo a base de melenazas surferas y dientes blanquísimos? Pensadlo bien, igual el día que menos lo esperemos…zasca!!! Darán el golpe maestro a nuestro influenciable mundo.

¿Qué no? Mirad la primera prueba está en su pelazo. Cualquier blogger mortal de este mundo no tiene esa melenaza. Se levantan de dormir, melenaza; se van a dar un paseo por el parque mas cool del mundo, melenaza; ojo, se van a la playa y… ¡¡¡melenaza!!! ¿Cómo es posible si yo voy a la playa y a los dos segundos tengo el pelo tan a lo rey de la selva que hasta me envían whatsapps los del musical para ser parte del elenco (y ahorrarse así las pelucas). ¿Por qué yo me levanto con unos pelos nivel loca de los gatos y ellas parece que se vayan a casar? ¿Qué mundo injusto y cruel es este?

Pero no, la cosa no acaba ahí, en todos estos meses de influencer de pueblo, me he percatado de otra señal extraterrestre: solo comen fruta y ensaladas. Y no solo eso, se parten de risa mientras comen esas cosas insulsas e insípidas. Que si, no nos engañemos, que mucha vida fit y demás, pero cuando nos plantan una buena paella (valenciana por cierto), un buen cocido, o una buena hamburguesa XXL, ¡se nos hace la boca agua! En cambio ellas, míralas, divirtiéndose al máximo con su ensalada de brotes verdes de lechuga con semillas de chía y quinoa…¡puaj! ¿Habéis probado la quinoa? No lo hagáis, ya me lo agradeceréis. Pues si, las super influencers de hoy en día, se divierten comiendo lechuga. Extraterrestres.

Y tengo la teoría de que estas influencers de otro planeta tienen todo el dinero del mundo disponible a su alcance. Que si me hago una foto en una playa paradisíaca de una isla desierta privada en pleno Mar Caribe;  Que si me alojo en un hotelazo de 8 estrellas ( lo de 5 estrellas es para cutrecillos); Que si os muestro lo guays que son las sábanas de cuatro hilos de oveja virgen enrrollándome en ellas y haciendo que me acabo de despertar…. Pues yo me alojo en hostales, para sacar una foto de un monumento sin nadie alrededor me puedo tirar como tres horas esperando el momento oportuno, y me llevo la mochila con un bocata, que así me ahorro un dinerillo oye.

Y ya para que hablar de esos cuerpazos que tienen. Piernas kilométricas, ojazos grandes, sonrisa perfecta y blanca… y sin una sola estría o celulitis en tooodo su cuerpo. Y claro, luego la influencer de pueblo, se pone a hacerse fotos en sitios muy cools como Albacete o Ávila y pues no, el resultado no es el mismo. Siempre me sobra alguna lorza, o me ha salido un grano justo en la punta de la nariz, o me ha salido una nueva estría que hace una semana no estaba ahí… ¡A este paso los seguidores los consigo con cuentagotas!

¿Pero sabéis que? Cuando ya creía que si no eres una mujer 10 no puedes inspirar a nadie se cruzó en mi camino LuciaBe, ella, tan de pueblo, tan mona y tan ámate a ti misma. Gracias a ella me di cuenta de que somos todas muy bonicas, que mas da si tu talla es una 34 o una 44, que más da si tu culete no está tieso, qué más da si sales mal (pero mal) en todas las fotos. Todo eso qué más da, somos mujeres de verdad. Somos viajeras a las que no les importa salir mal en la foto, lo que nos importa es contar la realidad de los viajes, contar la realidad del día a día de una mujer. Porque si, comemos ensalada, pero también, hamburguesas, pizzas y perritos; tenemos días de pelufos, pero también días en los que te plantas un lazo y te sientes bonita. Y nuestras fotos muestran eso, la realidad. Y sea cual sea nuestra realidad, es la más bonita de todas.

Así que antibloggers mundanas del mundo… ¡seguid sumando kilómetros! ¡Y a posturearlos en Instagram!

, ,

Road trip: las fiestas de pueblo

Pues si, que vivan las fiestas de pueblo.

¿Me vais a negar que no os mola cantidad bailar en la verbena de vuestro pueblo? Aunque durante el resto del año seamos los más cosmopolitas del mundo, es llegar agosto, irnos a casa de la abuela y nos trasformamos en una versión 1.1 de nosotros mismos (eso del 2.0 lo dejamos para la city).

Y os estaréis preguntando que hace un post como este en un blog como este. Pues bien, yo, como buena chica viajera, tengo creada una ruta de fiestas la cual me obliga a hacer más kilómetros con mi cochecito que un road trip por la ruta 66. Empezamos flojito en junio (no vaya a ser que nos perdamos alguna), ya en julio vamos calentando motores, y sin darte cuenta llega el plato fuerte: agosto, ahí ya, el cuerpo está tan cansado de bailar la canción de Despacito, que te aparece hasta en tus peores pesadillas. Y diréis, bueno ahí termina todo, ¡pues no! En septiembre vienen las súper fiestas de mi pueblito bonito y ahí si, es cuando te dejas la piel. Te pones la camiseta de tu peña (solo hay una para todos los días, así que al final de las fiestas, la camiseta anda sola), te preparas tu colección de gafas de sol (hay que aguantar como una campeona las mañanas con la charanga), y lo más importante de todo, te pones bien mona para las verbenas de la noche, que competimos por ver quien lleva el mejor modelito de las fiestas.

Y estas noches en las verbenas son las que luego recuerdas el resto del año enfrente del ordenador de la oficina. Y es que, lo mismo te da si bailas un pasodoble o una de perreo (bueno, eso serán las jovenzuelas de hoy en día, que a mi eso de mover el culo pa’ rriba y pa’bajo como que no se me da bien). La cuestión es darlo todo hasta que el sol te de los buenos días. ¿Y luego a dormir? Noooooo, por Dios, la gente de pueblo estamos hecha de otra pasta. Después del perreo intenso , nos tomamos unos churros con chocolate (o un kebab, eso depende del estómago de cada uno), y nos vamos junto con la charanga (benditas charangas, ¡monumento nacional ya!) a ver a quién pilla la vaquilla esa mañana. No se, llamadnos bestias, pero aquí en mi pueblo, día que no pilla a nadie, día que la gente se va a aburrida a casa… somos así, que vamos a hacerle.

¡Y la cosa no acaba ahí! Corre a tu casa, dúchate, y como buen valenciano vete al parque del pueblo a comerte la paella gigante. Yo he llegado a ver, a una mujer con una olla (de esas gigantes del puchero), ¡para que se la llenaran de arroz y así comer toda la semana! Y de esto me acuerdo a la perfección, doy fe que solo tenía una mínima resaca. Y ahora si, es justo cuando el cuerpo te pide un poco de descanso, que a los de pueblo eso de la siesta nos va muchísimo. Así que te vas a casa y al fin, te espera tu soñada cama.

¡Ey, pero no te confíes! Que en mi tierra nos van los petardos más que un niño a una piruleta. En cuanto más agustito estás, aparecen unos niños del mismísimo diablo… ¡¡¡¡¡¡y se ponen a tirar petardos en tu ventana!!!!!!! Así que ya piensas, bueno pa’que voy a dormir, te levantas, te plantas tu camiseta de la peña y te vas al bar a tomarte la primera de la noche. Y de nuevo, vuelta a empezar.

Pues si, viajeros, este es mi road trip de todos los veranos, me conozco la zona de mi alrededor al dedillo. Y en el fondo sabéis que tengo razón, sabéis que no deseáis que llegue verano para iros a una playa desértica del Mar Caribe… ¡si no para bailar Despacito hasta que te duelan los pies!

¡Seguid sumando kilómetros mis viajeros, bien sea a la China, a Canadá o a las fiestas del pueblo de al lado!

¡Qué vivan los pueblos y su gente bonita!

 

, ,

Playa de Valdevaqueros

¿Queréis alegraros la vista viendo a chicos hiper mega guapos surcando las olas? ¡Pues bienvenidos a Valdevaqueros!

Allí estaba yo, en una de las playas más bonitas que había visto en mi vida, cámara en mano, esperando hacer mil fotos del paraíso, pero no, mi mente estaba ocupada en otra cosa… ¿habéis visto lo bien que les queda el traje de neopreno a los surferos? Ay Dios mío. Amorcillo, si lees esto, yo te quiero mucho, pero es que algo así solo lo había visto en las películas…

Pues a la media hora de estar yo allí embobada, me di cuenta de que las piernas me empezaban a doler…¡era como si miles de mosquitos me picaran todos a la vez! ¡El espectáculo era tan bonito como picante! El viento de levante levantaba la arena y hacia que se vieran olas en la arena, pero eso si, esas olas se estrellaban en tus piernas, ¡y duele mucho! Fue entonces cuando salí de mi mundo de imaginación de los Vigilantes de la Playa y me percaté de lo bonita que era la playa.

La arena era blanca, blanquísima diría yo. El agua, parecía sacada de una postal del Caribe, azul cielo. Y para rematar el conjunto, las dunas que se iban perdiendo en el horizonte. Empezamos a andar para alejarnos un poco de la gente, ya que aunque era maravilloso verlos volar en el aire con sus tablas, la playa merecía que le dedicaramos un largo paseo y unas mejores fotos.

Tuvimos la gran suerte de pillar marea baja y al poco de empezar a andar, cuando ya la gente quedaba a lo lejos, llegamos a una zona llena de pequeñas roquitas que al subir la marea quedaban escondidas. Y desde aquí, señores creadores de Juego de Tronos, si algún día leen esto ( yo apunto alto, oye), que sepan que sería un lugar fantástico para rodar alguna de sus escenas.

Yo me sentía como si estuviera en una película, como si los piratas fueran a venir de un momento a otro a guardar algún tesoro en las dunas que teníamos detrás. Al rato de estar soñando otra vez, salí corriendo del agua ¡qué fría estaba! ¡tenía los pies congeladitos!

Seguimos caminando un poco más y llegamos a lo que en principio parecía otra escena de película: los restos de un barco hundido. Me puse a hacer unas cuantas fotos, cuando de pronto caí en lo que era: una patera. No podía creerlo, a veces no somos conscientes sobre la realidad. Lo que para mi estaba siendo el paraíso, para estas personas que intentaban tener una vida mejor, había sido el infierno. Cada año miles de personas pierden la vida en nuestras costas y a veces, es mucho mejor mirar hacia otro lado y no querer ver la realidad. Pero allí estaba, me senté a su lado y empecé a llorar. Hacía viento, mucho viento… ¿se habrían hundido en un día como el de hoy? Se que siempre suelo escribir medio de broma, pero me sentí destrozada en ese momento y solo pude desearles suerte a todas aquellas personas que sueñan con una vida mejor.

Decidimos que ya era hora de volver, pero nos quedaba algo por hacer: subir una duna. Si, ahí a lo loco. Yo pensé: total, si al bajar la duna está la carretera, no se tardará mucho, ¿no? ¡Maldito el momento en el que tuve la idea! Después de una media hora larga, ¡la duna seguía creciendo! Cuando creíamos haber llegado a la cima… nooooooo era solo un espejismo,¡aún quedaba más!

¿Pero sabéis qué? Fue lo más bonito de todo el viaje. Allí arriba, viendo la panorámica de la playa, solo el amorcillo, la arena y yo, sentí una paz enorme. El tiempo se había parado y simplemente me senté y disfruté de las vistas. Pero tranquilos, ¡qué al fin llegamos a la carretera! ¡solo nos faltó besar el suelo!

Viajeros míos, si queréis pasar un día disfrutando de las olas, practicando un poquito de windsurf, recorrerte las dunas cual intrépido viajero en el Sahara, o simplemente convertirte en un cangrejito, la Playa de Valdevaqueros es tu opción número uno.

¡Ah y recordar las magníficas vistas con neopreno!

¡A seguir sumando kilómetros mis viajeros!

El Tumbao. Clases de windsurf y kitesurf

Hostal el Levante. Tarifa

 

 

Hostal El Levante, Tarifa

Hay persona que no se cruzan en tu camino por casualidad, y Diego llegó a la mía para hacer que me enamorara de Cádiz.

Todo un empezó una tarde, de esas de aburrimiento extremo que te pones a ver vídeos de gatitos en Youtube (son tan cuquis). Pues así estaba yo, vídeo tras vídeo (en el momento empiezas, no puedes parar), cuando de repente recibí una llamada de Diego para que me animara a conocer Cádiz en las vacaciones de Semana Santa… oye, ¿por qué no? Solecito, playas, chico surferos guapos, buena comida… ¡era el plan ideal!

Cargamos las maletas en el coche y pusimos rumbo hacia la paradisíaca Tarifa. Y allí, frente al Mar Altántico, encontramos un pequeño hostal, todo blanco, con pequeñas terracitas… ¡y una zurrapa que está para hacerle un monumento! Si hay algún andaluz en la sala, necesito que me envíe un camión lleno de esa delicia para el paladar ( y par las caderas…)

Diego, su gerente, nos recibió con los brazos abiertos, ¡con esa alegría andaluza que tanto me gusta! Nos dijo que nos iba a dar la mejor habitación de todo el Hostal El Levante… ¡y que gran razón! De un blanco impoluto, con una decoración minimalista pero exquisita, unas fotografías que te animan a dejar las maletas e irte corriendo a la playa, ¡y una cama que te atrapa y no te deja salir hasta que no duermas una buena siesta de unas tres horas! (ahí, como Dios manda). Y mirad que yo tenía un montón de ganas de conocer Tarifa, pero decidimos darnos un par de horitas en el Hostal y poder disfrutar del lujo andaluz.

FB_IMG_1493226426482

Saqué mi ordenador a nuestra terracita y fue todo un placer poder escribir escuchando las olas del mar y tomando el solecito que tanto necesitaba (!que en Tarifa están todos tostados por el sol¡). Mientras yo escribía, mi amorcillo se tumbó al sol y en cinco minutos, en el espectacular jardín del Hostal el Levante, ¡acabó mas tostado que mi desayuno por la mañana! Que le vamos a hacer, los hay con mucha suerte en este mundo…

Pero lo que más me gustó de todo es el ambiente familiar que se respira en el Hostal. Durante los días que pasamos allí todos y cada uno de los integrantes del equipo, nos hicieron sentir que eramos parte de esa familia. Entendieron en cada momento mi problema con las alergias alimenticias, me lo prepararon todo aparte y me dijeron que estaban muy concienciados sobre ese tema… ¡así que un 10 para vosotros familia!

DSC_5151

¿Y que deciros de su  maravillosa zurrapa casera? Yo, que nunca la había probado, decidí que era hora de que algún blog le rindiera homenaje a tan exquisito manjar. Restregadita en unas tostadas, es el mejor desayuno para empezar con fuerza la mañana para subir las dunas de las playas de Tarifa, Valdevaqueros, Bolonia… ¡Qué más da que se peguen en las cartucheras! ¡Viajamos para disfrutar, no para sufrir!

IMG_20170419_095707185

Si vais a pasar unos días por la zona de Tarifa, el Hostal el Levante es vuestro sitio ideal: decoración cuquísima, precios económicos, desayunos de rechupete, gente encantadora… ¡Yo ya le he prometido a Diego que volveremos en verano para unas clases de surf! ¡Qué no se va a librar de mi tan fácilmente!

Viajeros, apostar por los alojamientos familiares, donde recibes un trato exquisito y siempre con una sonrisa. Así que apuntar el Hostal el Levante para vuestras próximas vacaciones por la provincia de Cádiz.

FB_IMG_1493225770238

¡A seguir sumando kilómetros mis viajeros!

 

 

 

Hello Gibraltar

¿Sabéis las ganas que tenía de volver a comer un buen fish and chips? Hace ya 6 años, (¡cómo pasa el tiempo!) cogí las maletas y me fui un año a vivir a Inglaterra. Allí aprendí a conducir por la izquierda, a llevar un chubasquero siempre en el bolso y a comer muchos, muchos fish and chips. Así que ya de camino hacia Gibraltar solo iba pensando en el festín que me iba a pegar.

Llegando nos surgió la primera duda, ¿dónde aparcamos? Pero al ver la cola de entrada en la frontera lo tuvimos claro, aparcamos en la parte española, en la Línea de la Concepción. Eso si, si queréis llenar el depósito de gasolina ¡entrar el coche al peñón! ¡Menudos precios más baratos! Le hice foto y todo para luego llorar cuando tuviera que poner la gasolina en mi pueblo… La única parte mala de aparcar en el parte española es que es todo zona azul, así que nos tocó pasar por caja y dejarnos unos cuantos eurillos en La Línea.

A la hora de pasar la frontera no tendréis ningún problema, enseñando el DNI y en tan solo unos segundos…¡te encuentras en otro país! Y no solo eso, ¡te encuentras con un aeropuerto! A partir de aquí tienes dos opciones: ir andando hasta Main Street (es un paseíto de unos 20 mintuos) o coger un autobús urbano que os va a dejar en el centro de la ciudad, el cual tiene una parada justo al lado de la ‘valla’ así que no tendréis ningún problema en localizarlo. Yo quería la típica foto de postureo cruzando el aeropuerto con el peñón al fondo, así que elegí ir andando y disfrutar del solecito gibraltareño.

Llegó un momento en el que no sabíamos muy bien por donde ir, así que preguntamos a una mujer que vimos por allí: ‘Excuse me, Where is the Main Street?’  A lo que la mujer nos miró y nos dijo: Pues lo tenéis muy fácil, to parriba. Gibraltar es to roca y to parriba’. En ese momento entendí que poco inglés iba a practicar yo… Y por si no fuera poco añadió: ‘Ufff que calor hace hoy, mi arma. Los guiris nos ponemos muy rojos en cuanto llega el buen tiempo’. ¡Pero como mola la gente de Gibraltar! ¡Esto de poder hablar con un inglés perfecto y con acento andaluz al mismo tiempo es todo un lujazo!

Con una gran sonrisa pasamos los dos puentes que dan acceso al casco antiguo y llegamos a ……. Allí yo ya no pude aguantar más las ganas de comerme un buen fish and chips y nos sentamos en el restaurante Rock English Fish and Chips ¡Y menos mal que pedimos el pequeño! ¡Era enorme y estaba buenísimo! Nos trajeron una salsa tártara que estaba para chuparse los dedos y unas patatas caseras que estaban para hacerle un monumento. ¡Cómo disfruté! Por 8 libras comimos mi amorcillo y yo súper bien. Él, que nunca había probado este plato, salió encantado. ¡A la próxima en Londres!

Seguimos nuestro camino por Main Street, y aquí fue cuando reviví mi época londisense: Mark and Spenncer, Top Shop, chololate Cardbury, pubs ingleses… Y si a todo esto le añadimos que la calle es preciosa, toda decorada con farolas de las cuales cuelgan flores de colores y casas señoriales con fachadas dignas de fotografiar, hace que el paseo por esta calle sea de lo más agradable y disfrutes de cada rinconcito.

Después de fundir mi tarjeta de crédito, que oye, esto de que los precios estén más baratos es todo un peligro, llegamos al final de Main Street y nos encontramos con un cementerio precioso. Si, se que esto de visitar un cementerio suena algo raro, pero merece la pena. En el yacen alguno de los que lucharon en la famosa Batalla de Trafalgar, en la Batalla de Algeciras, Sitio de Cádiz y la Batalla de Málaga. ¡Vamos, un lugar súper recomendado si eres un amante de la historia militar!

Y a pocos metros del cementerio, llega la atracción estrella de Gibraltar: el peñón con sus famosos monos… Si, esos monos que como te acerques mucho ¡te quitan hasta los pendientes de oro que lleves puestos! Todo aquello que reluzca capta su atención, ¡así que mucho cuidado con vuestros objetos personales! Quitando esto, la verdad es que es encantador poder contemplarlos en total libertad. Y por cierto, me contaron que corre una leyenda que el día que los monos desaparezcan de Gibraltar, ésta será española… así que gibraltareños ¡cuidar bien a vuestros monos!

Y para subir a ver el paraje natural del peñón hay varias opciones: el teleférico que cuesta 19€ subir y bajar, un bus turístico, que cuesta 30€ pero hacen varias paradas por el recorrido, y un taxi privado, son un poco más caros, pero puedes bajar allí donde quieras y puedes pactar el precio con el conductor desde un principio. Y las dos opciones low cost: en tu propio coche si lo has entrado, y la más mega económica, a pie (esto solo los recomiendo para los súper héroes). Ya, como subas lo dejo a tu elección, ya que cualquiera merece la pena para poder disfrutar de las maravillosas vistas que se observan desde el peñón.

A la bajada decidimos parar en el Jardín Botánico para tomar un poco el fresquito (que menudo calor nos hizo mi arma). ¡Y que agradable sorpresa! ¡Qué sitio más bonito! Tiene rincones preciosos con pequeñas cascadas, peces koi, cabinas telefónicas, cientos de flores… ¡e incluso si hay suerte se puede ver algún monito que otro! Si vais con peques es una visita súper obligatoria ya que pasarán un ratito muy entretenido (y los no tan peques también).

Para mi, visitar Gibraltar fue como transportarme a otra época. Me encantó volver a escuchar inglés mientras andaba por la calle, pero sobretodo me encantó ver la amabilidad de sus gentes. En todo momento nos atendieron con total amabilidad y salero, ¡los ingleses más salerosos del mundo mundial!

Así que, viajeros míos, si queréis descubrir algo totalmente diferente a pocos kilómetros de casa, Gibraltar es vuestro destino ideal. En tan solo unos minutos descubriréis una cultura y tradiciones diferentes. Abrir la mente y aceptar las decisiones de los demás, Gibraltar es inglés y yo, como buena viajera, estoy encantada de que así sea.

¡A seguir sumando kilómetros mis viajeros!