Entradas

,

Sala de escape Locus Fugae

Viajeros, siento comunicaros que nuestra queridísima tía Matilde ha fallecido.

Ayer, estaba yo comiéndome mi riguroso helado de cada día, cuando recibí una nota de su notario. Ya pensaba que venía a darnos el pésame a la familia, pero no, en su lugar nos entregó un misterioso sobre donde nos indicaba que si queríamos acceder a una jugosa herencia tendríamos que superar una serie de pruebas… ¿La tía Matilde, aquella mujer un pelín tacaña (por decirlo suavemente) que se gastaba todo el dinero de su paga en sus dos gatos tenía una gran fortuna? ¿Y nos enviaba una simple felicitación por navidad? Pero bueno, yo que me crié leyendo a Sherlok Holmes me empecé a emocionar… ¿Qué gran aventura nos habría dejado nuestra tita Matilde? ¿Valdría la pena hacer las maletas e ir hasta Alicante para averiguarlo? Elemental querido Watson.

Calle Calderón de la Barca, 25. Pues nada, aquí tiene que ser. Entro un poco asustada, no se muy bien que voy a encontrarme… ¿al mismísimo Dan Brown que me dará las pistas a seguir o tendré que hacer valer todos mis conocimientos de criminología aprendidos temporada tras temporada de CSI? Pues no, en la sala solo está el notario de nuestra tía, enfundado en un elegante traje negro (que calor tendrá que estar pasando el pobre). Pasamos a una sala donde solo hay un sobre encima de la mesa y un vídeo, bien, la cosa se va poniendo interesante.

“Señorita, cuando esté preparada le puede dar al play. Su tía Matilde ha dejado un mensaje grabado para usted”. Dicho esto, sale de la habitación y me deja a solas, con el sobre, el mando y dos gordos gatos que no dejan de mirarme. No se muy bien si darles de comer un sandwich que llevo en el bolso o echarlos de la habitación. Al final los dejo estar y cojo el mando, me sudan las manos, pero ya no puedo aguantar más. Ahí está, nuestra tía Matilde… ¿Qué querrá que hagamos?

Pues bien, viajeros míos, esto no es un cuento inventado, es la súper aventura que uno de vosotros podrá vivir en la maravillosa y trepidante sala de escape Locus Fugae. Yo fui y lo flipé, así tal cual. Desde el minuto uno, te hacen estar dentro del juego, ¡de verdad que acabas creyendo que Matilde era tu tía! Entras a la sala y te dan 60 minutos para poder descifrar las pruebas que os han dejado para poder llevaros su cuantioso testamento… ¡pero cuidado! El tiempo pasa tan deprisa ¡que en daros cuenta vuestro minutos se agotarán!

Locus Fugae Room Escape se encuentra en Alicante, justo en el centro, muy cerquita del Mercado Central y sus dueños son dos chicos jóvenes maravillosos que han puesto muchísimo ímpetu en los detalles para que te sumerjas en el juego. Desde su apertura se han llevado varios premios a la mejor sala de escape y mejor ambientación. Y no solo eso, desde hace unos meses han incluido dos nuevos juegos…Moorder, y Boom Scape, ¡así que no tienes excusa para volver si ya has estado! ¿no estás deseando probar tus habilidades detectivescas?

¡No te lo pienses dos veces y disfruta de algo diferente en tu aventura por la terreta!

¡A seguir sumando kilómetros mis viajeros!

 

Sayech beach, by Josan

Tacos, nachos, empanadas, hamburgesas, patatas… ¡De solo pensarlo mi boca se hace agua! Ese fue mi gran dilema de ayer, ¿qué me pido? Allí estábamos mi amorcillo y yo, a pie de playa, con un solecito espectacular, una ligera brisa mediterránea y una gran calavera mexicana que nos quería obligar a comer todas y cada una de las cosas de la carta (que lo hice obligada, que conste).

Y no, no hace falta irte a México para probar unos tacos que están de rechupete, unos nachos repletos de queso fundido que aparecerán en tus mejores sueños, y una hamburgesa gourmet que te reafirmarán tus ganas de ser carnívoro. Solo con que vayas a Urbanova en Alicante (la millor terreta del món, por cierto), los tendrás al alcance de tu mano… ¡y de tu bolsillo!

Hace tres semanas recibí una llamada que me hizo especial ilusión: ¡estábamos invitados a la apertura del nuevo Sayech beach, by Josan! Y yo, que no me pierdo un sarao, allí que me planté. Además que soy una defensora de los grandes proyectos diferentes y originales. Que dos chicos jóvenes como son Ángela y Josan, hayan decidido abrir su tercer local en la provincia de Alicante, es algo digno de admirar hoy en día. Gracias a gente como ellos (y no gracias a quienes se creen que tienen el poder absoluto), nuestro país irá resurgiendo poco a poco de sus cenizas. Así que chicos, mil gracias por ser gente tan molona y emprendedora.

¿Y que deciros de la comida? Es de 10. Su carácter joven se nota en cada uno de los platos que te sirven. Toda su carta es de estilo callejero internacional (palabras de la propia Ángela) y lo mejor, es que todo está cocinado a la brasa, ¡así que ya podéis imaginaros que placer al darle el primer mordisco a la hamburgesa! (cual Crónicas Carnívoras). ¿Sois más amantes del pescado? No os preocupéis, a partir de veranito van a incluir carta de pescados recién traídos de los mejores puertos de la Costa Blanca… ¡apostando por el producto nacional de calidad! ¡Así me gusta! Y por si no fuera poco, llevan muchísimo cuidado con el tema de los alérgenos. Su carta está totalmente detallada y al no poder comer la gran mayoría de los platos (ya me he acostumbrado a comer por la vista), tuvieron el gran detalle de servirme un platito de un embutido que estaba para rebañar el plato y un arroz que quitaba el sentio. De verdad, mil gracias por este detalle.

Mi parte favorita es la decoración del local. Su gran cartel en el exterior, la gran calavera que te da la bienvenida, la escalera colgada del techo, el banco blanco impoluto de madera… Si te gustan los locales modernos y acogedores al mismo tiempo, te vas a sentir como en casa. Y seguro que estáis pensando que toda esta comida tan moderna y este local tan guay, además de estar en pleno paseo marítimo, tiene un precio desorbitado… ¡Pues no! ¡Sus precios son de los mas económicos! Echarle un ojo a la carta vosotros mismos:

¿Y de dónde viene esta idea de mezclar comida mediterránea con latina? Pues veréis, Ángela tiene raíces latinas, colombianas. Su genial mamá (la cual tuve ayer el gusto de conocer), les eneñó desde bien pequeñas a cocinar recetas típicas de la gastronomía de su país de origen. Fue cosa del destino que en su vida entrara Josan, un gran chef amante de la cocina tradicional pero con un toque moderno. Y el resto ya es historia, decidieron emprender su primer negocio juntos y tuvo tanto éxito, que a día de hoy son nº1 en Tripadvisor en la ciudad de Elda. ¡Estoy segura que vendrán muchos éxitos más!

Así que recordar, mis viajeros, si veraneáis unos días en la provincia de Alicante, apuntar Sayech beach, by Josan como uno de vuestros referentes para pasar un buen rato en uno de los locales mas molones de la terreta. Y os dejo su frase más famosa, de la cual estoy totalmente enamorada: A comer, beber y bailar, que el mundo se va a acabar. ¡A disfrutar de la vida mis viajeros!