Receta original pasta carbonara

Españoles, ¿sabéis esa sensación de enfado cuando veis una paella hecha con chorizo? Nos empieza a entrar un cosquilleo desde los pies, y conforme va subiendo nuestro enfado va creciendo por minutos: ‘pero que se creen éstos para hacer así la paella’, ‘tendrán valor de ponerle chorizo’, ‘ si mi abuela viera esta aberración’. ¿Te has sentido identificado, verdad?

Pues ahora pongámonos en la piel de un italiano (a poder ser uno bien guapo subido en una vespa), y pensemos en un instante la gran aberración que hacemos con su pasta carbonara: ¡le ponemos nata! Ahí es nada. Y ahora imaginadme a mi, en Roma, diciéndole al camarero que mi plato de pasta carbonara estaba mal, que dónde estaba el ingrediente que faltaba. A lo que el camarero juntó los dedos de la mano y empezó a soltar lindezas italianas ( voy a pensar que eran lindezas) y se enteró toda la trattoria de que yo era una traidora de la tradición italiana.

Así que pensé, bueno pues vamos a investigar que es lo que lleva la receta original. Pero antes, os confesaré que soy una negada en la cocina, yo veo Master Chef y a los dos minutos ya estoy padeciendo porque se van a quemar cuando les salpiquen las croquetas. Pero como buena turista, me encanta el viajar mediante la gastronomía. Creo que es una de las partes más importantes de viajar, el conocer nuevos sabores, el probar nuevas recetas. A través de la gastronomía, vamos a conocer mejor la cultura y las tradiciones de los lugares visitados. Así que, con todo mi amor, os voy a dejar mi primera receta viajera. ¡Sacad boli y libreta y tomar nota!:

INGREDIENTES

300 gramos de spaguetis o tallarines

4 yemas de huevo

Queso pecorino ( aquí la cantidad al gusto del comensal)

Sal

Pimienta negra recién molida

Panceta

PREPARACIÓN

  1. Lo primero que haremos será cocer la pasta tal y como nos lo indique el fabricante. Una vez esté al dente, la escurrimos y reservamos.
  2. Para hacer la salsa: Mezclamos las cuatro yemas del huevo con el queso pecorino recién rallado ( todo recién hecho sabe mejor) y lo vamos incorporando poco a poco, más o menos unos 70 gramos ( aunque ya os digo que esto es al gusto de cada uno).
  3. A continuación salteamos la panceta cortada en trocitos en una sartén, no hace falta que uséis aceite, ya lo desprende la propia panceta.
  4. Mezclamos los spaguetis con las yemas y la panceta y lo servimos.
  5. Lo emplatamos de forma cuqui ( ellos lo suelen poner en forma de nido), molemos la pimienta en el momento de servir, y así no se nos pierde el aroma.
  6. ¡Listo! ¡A comer! Buon appetito.

 

¿La hacíais así vosotros? He de confesar, que en mi casa les sigue gustando con nata, dicen que sale más suave, pero oye, si queréis sentiros como unos verdaderos italianos os animo a que probéis a cocinarla de esta forma ¡y luego foto de postureo comiendo la pasta carbonara!

Un besazo mis viajeros y a seguir sumando kilómetros, bien sea desde la misma Italia o desde tu cocina.