¡Bienvenido!

Has llegado al blog de la loca de las puertas azules. Es ver una y no puedo dejar de fotografiarla, admirarla y hacerme un millón de fotos con ella.

Por si eso no fuera bastante locura, amo los pueblitos bonitos. Amo el pasear por sus callecitas, sentarme en una cafetería en la plaza del pueblo, hablar con sus vecinos y ¡comer hasta reventar! ¡Qué como en los pueblos no se come en ningún sitio!

Además soy la reina del postureo viajil. Si, si, eso de viajar con zapatillas de montaña y mochila colgada al hombro no es lo mio. Me encanta ponerme unos tacones (de ahí el nombre del blog), una faldita, ¡y a recorrer pueblitos bonitos se a dicho!

Adoro compartir mis viajes en mis redes sociales. Adicta a los filtros de Instagram y a los retwits de Twitter. ¡Qué viva el buen postureo!

Si te gusta coger el coche y perderte, estás en el sitio ideal. Os iré contando mis experiencias a lo largo y ancho de España. No tendréis tiempo para el aburrimiento, ya que los datos técnicos e históricos se los dejo a otros blogs. Yo, os hablaré de cómo me he sentido y cómo me han hecho sentir.

Pero…¡Peligro! Si no quieres enamorarte perdidamente de nuestros pueblitos, da marcha atrás y no sigas, leyendo. Advertido estás. Prepárate para enamorarte.

¡Disfrutar mis viajeros!