Viajes marcianos

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales!

En cada viaje, encontramos situaciones únicas, maravillosas…raras. Si, mis viajeros, hay cosas muy raras que solo te pasan viajando. ¿No os habéis fijado que estés donde estés sieeeempre hay alguien de tu pueblo? Te vas a la estepa más perdida de Mongolia, y de la nada, como si fuera un espejismo, aparece tu vecino del 5º…. ¿Qué fuerza mayor tienen los viajes para que ocurran momentos tan raros?

Pues la situación con la que me encontré el fin de semana pasado fue ya rizar el rizo: viví una invasión alienígena. Si, no habéis ledo mal, así como suena. Y no, no me fui de viaje al Área 51.  Me fui de excursión a Castilla la Mancha, al pequeño pueblito de Villanueva de los Infantes. Y ahí en plena España profunda, encontré la evidencia de que vivimos rodeados de seres de otro planeta… ¿No os lo creéis? Ahí van las pruebas:

Todo parecía normal, pueblito encantador de los que a mi me enamoran, tapeo a rebentar (con botón del pantalón desabrochado incluído), y un solecito primaveral que hizo aparecer mi piel de gamba de Denia. De pronto, en una de sus calles vimos esta extraña señal:

Estuvimos como media hora riéndonos y sacando nuestro lado malo, pero malo malo, a la hora de contar chistes de marcianos. Llegamos a la conclusión de que si pasabas por ese paso de cebra, vendrían unos alienígenas manchegos y te abducirían a su nave espacial a punta de navaja y con chantaje de vino y queso manchego incluídos ( yo soy una presa fácil en estos casos).

Al rato nos tragamos nuestras risas. De la nada apareció un objeto volador no identificado, con su humo y luces, para que se notara bien que venían a por nosotros. Me quedé en estado de shock hasta que uno de los azulitos marcianos, se acercó a mi, sacó su pistola marciana, e intentó inmovilizarme con un especie de ácido extraterrestre. ¡Resulta que la NASA está buscando vida en el lugar equivocado! ¡Señores, dejen de buscar en el espacio sideral, todos los marcianos se encuentran en Castilla la Mancha!

Pasado el shock inicial, me dio por pensar: ¿Por qué habrán elegido estas tierras remotas? La respuesta vino hacia mi, literalmente. Un gran cabezón de ‘La Cospe‘ hizo que de golpe lo entendiera todo. Nuestra Minista de Defensa (otra cosa no se, pero que mona va esta chica siempre), quiso matar dos pájaros de un tiro: conseguir repoblar pueblitos bonitos del interior de España y tener al enemigo cerca… ¿No es un plan perfecto? Eso si, futuros habitantes de Villanueva, si vuestros nietos tienen un cierto color azulado, no os preocupéis, la próxima peli de Avatar será grabada en vuestros dominios.

Después de todo el follón, resultó que los marcianitos solo querían un poco de fiesta y mucho, mucho vino manchego. Les enseñamos como se baila Paquito el Chocolatero debidamente y sellamos el acuerdo de paz. Pero… ahora que lo pienso… ¿el fin de semana pasado fue Carnaval, no? Bueno, da igual, yo seguiré pensando que fui abducida por extraterrestres en tierras de Don Quijote. Al fin y al cabo, esta es mi historia, y yo la viví así.

¡A seguir viviendo enormes aventuras mis viajeros!

1 comentario en “Viajes marcianos

  1. Me parto xD Pensaba que sería algún tipo de señal de circulación obsoleta o algo así (?), hasta que he visto la nave y el marciano. ¡Qué genial! Para haber visto vuestras caras jajaja. Yo hubiera alucinado también.

    ¡¡Un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *